CINE

Anne Heche, la actriz que retó a Hollywood al salir del armario

Con una filmografía irregular, la actriz pasará a historia por su activismo, por la defensa de los derechos del colectivo LGTBI y porque retó a la pacata industria cinematográfica norteamericana

EFELa actriz Anne Heche, en una imagen de 2021

Al final se cumplieron los peores augurios. Anne Heche ha fallecido en el Centro de Quemados Grossman del hospital de West Hills donde permanecía ingresada desde el pasado viernes 5 de agosto, día en el que sufrió un aparatoso accidente con su Mini Cooper azul. Una semana después de su accidente, la familia ya era consciente del desenlace y emitió un comunicado en el que desvelaba el fatídico diagnóstico. “Desgraciadamente, Anne sufrió una herida anóxica cerebral severa y sigue en coma en situación crítica. No se espera que sobreviva. Su elección siempre fue donar sus órganos y se la mantiene en un sistema de soporte vital para determinar si alguno de ellos es viable”.

Actriz, realizadora, escenógrafa y productora estadounidense, Anne Celeste Heche debutó profesionalmente con el doble papel de Vicky Hudson/Marley Love en la telenovela Another World en 1987, pero vivió la cima de su popularidad en la década de los años 90 cuando participó en blockbusters como Donnie Brasco (1997), Volcano (1997) o Seis días y siete noches (1998), película que coprotagonizó junto a Harrison Ford.

Con una filmografía bastante irregular, lo cierto es que la actriz pasará a historia por su activismo y defensa de los derechos del colectivo LGTBI. Ella fue la primera que se atrevió a retar a la pacata industria cinematográfica norteamericana. En el momento más álgido de su popularidad salió del armario y confesó al mundo su relación con la presentadora Ellen DeGeneres, decisión que las convirtió en una de las parejas más mediáticas de Hollywood. Heche tenía 28 años, DeGeneres, 39.

EFE | Anne Heche junto a Ellen DeGeneres

Agonizaba el siglo XX y la industria del entretenimiento no estaba preparada para ver a dos mujeres besándose. Ser abiertamente lesbiana podía suponer una condena al ostracismo. La pareja se conoció en 1997 en la fiesta de Vanity Fair posterior a la gala de los Oscar. “Esa fue la noche que cambió mi vida”, confesó entonces la actriz a la revista People.

Heche no estaba dispuesta a esconder su relación y a pesar de las amenazas de la Fox, asistió al estreno de Vulcano de la mano de su novia. “Les había dicho que llevaría a Ellen como mi cita y me advirtieron que si lo hacía perdería mi contrato”. No se achantó. Los responsables de la productora tampoco dieron su brazo a torcer. Sacaron a la pareja antes de terminar la película y prohibieron a la actriz asistir a su propia fiesta por miedo a que las revistas publicaran aquellas fotos.

Así las cosas, Anne Heche perdió un contrato millonario, soportó todo tipo de ultrajes o agravios y se convirtió en objetivo de la prensa canallesca. Steve Martin (su entonces pareja oficial) jamás le perdonó el abandono. Llevaban dos años juntos y aunque el actor se emperre en negarlo, se vengó de su ex cuando escribió el guion de Bowfinger, el pícaro (1999). El protagonista de Aterriza como puedas perfiló al personaje interpretado por Heather Graham como una ambiciosa mujer que termina liada con la lesbiana más poderosa de Hollywood para alcanzar la popularidad.

Primera pareja lesbiana

En plena vorágine, Anne Heche se enteró que la Fox había decidido apearla de su próximo proyecto, Seis días y siete noches, ya saben una comedia romántica con Harrison Ford. El protagonista de La guerra de las galaxias movió sus hilos y, desoyendo las recomendaciones de la productora, aseguró la participación de Anne Heche. “Sin él, no hubiera conseguido la película. Me llamó al día siguiente y me dijo: ‘Francamente cariño, me importa un bledo con quién te acuestas. Vamos a hacer la mejor comedia romántica, te veo en el set’”. Lo que no fue capaz es de negociar y mejorar su salario, así Harrison Ford cobró 20 millones de dólares y ella, solo 125 mil.

Contra viento y marea, el tándem formado por Heche-DeGeneres se convirtió en la primera pareja lesbiana con poder en la historia de Hollywood, juntas vivieron tres años de amor que se esfumó con el siglo. La industria se lo hizo pagar muy caro, durante 10 años no volvió a firmar un contrato con los grandes estudios. Hasta el final, Heche siempre se mantuvo activa a través de series y películas, pero lejos del reconocimiento que, en su día, le otorgaron películas aquellos trabajos.

Tras su ruptura con DeGeneres, Anne Heche rehízo su vida con el cámara Coleman Laffoon, protagonizando otro escándalo monumental en la meca del cine puesto que su nueva pareja era amigo de Ellen y la presentadora de televisión siempre mantuvo que su ruptura había sido fruto de una infidelidad. Con el corazón roto confesó: "Simplemente se fue un día. No he vuelto a hablar con ella. La gente tiene muchas preguntas acerca de nuestra ruptura, yo también las tengo. Me siento traicionada. Además, yo le conozco. Estaba en mi gira, era como un hermano para mí".

Anne y Coleman se casaron en 2001, un año después nació su primogénito, Homer Heche Laffoon. Jamás renegó de su relación con DeGeneres y para callar rumores se declaró bisexual. "Quiero dejar bien claro, el hecho de que me haya casado no significa para nada que puedan considerarme heterosexual". Tras su divorcio con Laffoon se casó con el actor canadiense James Tupper, padre de su segundo hijo, Atlas Heche Tupper (2009).

Violada por su padre

Al igual que su vida profesional, la personal estuvo repleta de luces y sombras desde la infancia.

Nació un 25 de mayo de 1969 en Ohio. Hija de Donald Joseph, director de un coro baptista, y de Nancy Heche, psicóloga, novelista y activista, autora de La verdad sale a la luz. Anne Heche era la benjamina de cinco hermanos. Cynthia, que murió siendo niña en 1961 por un fallo cardíaco; Nathan, que falleció en un accidente automovilístico en 1983; Susan, que sucumbió a un cáncer cerebral en 2006 y Abigail, diseñadora de joya, hoy la única superviviente.

En su libro de memorias titulado Call me crazy (2001), Heche denunció a su padre por ser un hipócrita que llevaba una doble vida ocultando su homosexualidad, le acusó de abusar sexualmente de ella, desde los 5 a los 12 años, y de contagiarle un herpes genital. Donald murió de sida cuando ella era una adolescente y en su lecho de muerte confesó su homosexualidad. Aquella denuncia pública provocó un furioso enfrentamiento con su madre y su hermana Abigail, que nunca aceptaron las acusaciones de la actriz.

Para huir de aquel infierno, Heche creó un alter ego a la que bautizó Celestia y con la que se comunicaba con un lenguaje secreto. “Me escapé a un mundo de fantasía. Creía que era de otro planeta. Creo que estaba loca, pero no fue más que un mecanismo de escape para olvidar los abusos de mi padre que durante años tuvo sexo conmigo”, escribió en sus memorias.

Fruto de una infancia rota, la actriz sobrevivió 53 años aferrada a una falsa fortaleza y lidiando en su interior con severos problemas de salud mental. Depresión, abusos de drogas y alcohol que al final han acabado con su vida.