Atonía e incertidumbre

Es inútil otear el horizonte anunciando la recuperación que ya llega y esta vez de verdad. La economía española ha   teóricamente “salido de la recesion” porque ha encadenado dos trimestres seguidos de crecimiento positivo. Pero de forma   tan débil ,01 % en el primer trimestre y 0,2 % en el segundo ,que mas vale aceptar que estamos en una fase de estancamiento que puede durar con incluso alguna marcha atrás.

Hace bien el presidente Zapatero en anunciar que eso puede ocurrir al final de la temporada turística. Y hace mejor todavía reduciendo el drástico recorte en inversiones publicas anunciado pocos días antes por el Ministro de Fomento. Quizá hubiésemos podido evitarnos ese p’alante y p’atras, pero si en pocos días se ha decidido recuperar parte de la inversión publica es sin duda porque los nubarrones se acumulan en la economía internacional y todo hace preveer que la recuperación será mas lenta de lo previsto.

No saldremos solos de la crisis. Lo haremos cuando los grandes motores de la economía mundial con los que estamos conectados aceleren de nuevo. Alemania aumenta sus exportaciones de forma mucho mayor de lo previsto pero es casi la única buena noticia ,para los alemanes al menos ,ya que para nosotros la realmente buena noticia seria que aumentasen sus importaciones.

En cambio ,las noticias que llegan de EE.UU. son malas y peores de lo esperado. No hacen sino confirmar que nos enfrentamos a un crecimiento anémico y a una inseguridad generalizada. La FED ha estado tres meses mareando la perdiz esperando a ver si aparecía alguna buena señal que le evitase tener que tomar medidas adicionales de apoyo a la actividad económica ,sabiendo que al hacerlo aumentaria la desconfianza y provocaría la caída de los mercados ,como así ha sido.

Pero ante los malos datos de actividad y empleo no ha tenido mas remedio que reconocer la ralentización de la economía y el riesgo de deflación a la japonesa del que se había empezado a dejar de hablar. Su primera medida practica ha sido reactivar la compra de Bonos del Tesoro americano, al ritmo que vayan venciendo las obligaciones hipotecarias que tiene en su activo, de forma que no disminuya la dimensión de su balance aunque cambie de composición

Es una forma de aportar liquidez que sin duda no viene mal pero que no será una solución milagrosa. Por cierto ,esta clase de medidas no las podría tomar el BCE ya que los Tratados le prohíben suscribir directamente la Deuda Publica de los Estados. Una forma de evitar riesgos inflacionarios, pero una precaución inútil en estos tiempos en los que el riesgo no es la inflación sino la deflación

A Japón se le empieza a atragantar la fortaleza del yen. Y también parece que el crecimiento se frena en China ,lo que no es una buena noticia para el resto del mundo. La fuerte degradación del deficit exterior americano en julio se debe a la caída de sus exportaciones a Asia. Y ante este panorama, la inversión busca valores refugio ,básicamente Bonos del Tesoro americanos y japoneses ,lo que provoca una nueva caída del euro por debajo de 1,29 dólares. Como se ve ,las cifras de hoy contradicen las de ayer en un ambiente de “inusual incertidumbre” en palabras del propio Ben Bernanke.

Crecimiento anémico e incdertidumbre generalizada se reflejan bien en las ultimas cifras del paro americano :131.000 empleos no agrícolas perdidos en julio , el doble de los 60.000 esperados. Cierto que el sector publico es el gran causante de esa mala noticia puesto que han acabado 143.000 empleos de eventuales que trabajaban en la renovación periódica del censo. Pero el resultado global demuestra que la economía privada es todavía demasiado débil para tomar el relevo de los estímulos provenientes del sector publico.

Con un paro americano estabilizado en el 9,5 %,a pesar de crecimientos del Pib del orden del 2,5 %,hemos entrado en una nueva relación entre crecimiento y empleo. Así lo reconocía la presidenta del grupo de asesores económicos de la Casa Blanca, Cristina Romer ,justo antes de dejar su puesto. ¿La causa?.La naturaleza financiera de la crisis ,inesperada en su origen y novedosa en sus consecuencias. La falta de crédito obliga a suspender actividad especialmente en sectores intensivos en mano de obra y ante la incertidumbre las empresas han reaccionado en exceso.

¿La solución?.Para la señora Romer ,aumentar la demanda a todo precio y dar incentivos al empleo aun a costa de un mayor deterioro del deficit publico a corto plazo. Romer constata que los países que han capeado mejor el temporal son aquellos, como China y Australia ,que lanzaron pronto planes de estimulo fiscales muy fuertes. Los EE.UU. ,con estímulos fiscales relativamente importantes  les ha ido mejor que a los países europeos con estímulos fiscales mucho mas moderados.

Claro que no estimula quien quiere sino quien puede ,y para muchos países europeos las soluciones basadas en reducir impuestos y aumentar el gasto no son aceptadas por los mercados. Véase sino lo que nos ha ocurrido tan pronto como se ha dicho que el recorte en la inversión no seria tan grande como lo anunciado : la prima de riesgo ha subido a los valores de antes de los stress test de los bancos. Pero si el problema es de debilidad de la demanda ,la  forma de resolverlo es aumentándola demanda de una u otra forma. Una de ellas seria aumentar fiscalmente las rentas que se consumen ,lo que implica reforzar la progresividad fiscal. Algo tan necesario como difícil.