Ni izquierdas ni derechas sino todo lo contrario

Muchos son los motivos para renegar del bipartidismo. Yo comencé a criticarlo pronto, cuando éramos un número muy reducido los que nos posicionábamos en ese sentido. Le encontraba cierto parecido con el “turnismo” de los tiempos de la Restauración y veía en él uno de los defectos mayores de nuestro sistema político (ver artículos en […]