Quien la hace, la paga

He contemplado siempre con cierta envidia el pragmatismo con el que se comporta la sociedad francesa. Nuestros vecinos no tienen ningún problema en castigar fuertemente al gobierno, sea del color que sea, cuando ha adoptado políticas antisociales. Aquí, en España, somos más fundamentalistas. Los ciudadanos a menudo se sienten ligados por una especie de vínculo […]