Nissan e-4ORCE

El nuevo mundo de los vehículos eléctricos, cuenta con una tendencia creciente a centrarse en el rendimiento puro. La combinación de motor eléctrico y paquete de baterías ofrece unos niveles de aceleración y par que antes solo estaban reservados a los supercoches. Aunque la euforia resulta innegable, Nissan está adoptando un enfoque equilibrado más allá de la pura velocidad.

Ha sido bautizada como e-4ORCE, una nueva tecnología de control de las cuatro ruedas que ayuda. A los conductores  al generar un par instantáneo a las cuatro ruedas y transmitir una potencia equilibrada  en cualquier situación. La tecnología de control de las cuatro ruedas e-4ORCE de Nissan se encuentra actualmente en las etapas finales de desarrollo y genera equilibrio entre un rendimiento potente y un control sin precedentes, ofreciendo así emoción pura al pisar el acelerador, pero sin renunciar al confort de todos los ocupantes del coche. La tecnología e-4ORCE gestiona la potencia de salida y el rendimiento de frenada para maximizar la suavidad y estabilidad de la conducción, además de mejorar la confianza del conductor al trazar fielmente la línea de conducción prevista sobre diferentes superficies, sin que el conductor tenga que cambiar su estilo de conducción.

En pocas palabras, e-4ORCE es un sistema avanzado creado alrededor de motores eléctricos dobles. Hasta ahora, los VE de Nissan habían montado siempre un único motor eléctrico, normalmente para conseguir tracción delantera. Nissan pretende diversificar su gama de VE, por lo que un sistema de tracción a las cuatro ruedas resulta un paso lógico, especialmente cuando el prototipo Ariya apunta claramente a un futuro de crossovers eléctricos.

Los ingenieros se basaron en los conocimientos adquiridos con el Nissan GT-R como del sistema 4x4 inteligente del Nissan Patrol para maximizar la potencia de salida, la frenada y el control del chasis. La dilatada trayectoria de desarrollo de la empresa tanto para vehículos eléctricos como para sistemas avanzados de tracción total garantizará que la tecnología e-4ORCE sea uno de los sistemas más robustos disponibles actualmente en el mercado.

La tecnología de control e-4ORCE ofrece un gran equilibrio entre control del chasis, trazado de línea y precisión de la dirección en todo momento, manteniendo el comportamiento del vehículo siempre predecible, incluso durante maniobras repentinas. El sistema modula constantemente la potencia de cada motor eléctrico doble, así como el control de los frenos de cada rueda, con el objetivo de generar un control fiable para el conductor.

Normalmente, cuando gira, un vehículo tiende a virar hacia fuera de la curva durante la aceleración, lo que obliga al conductor a mover más el volante o a reducir la velocidad (subviraje). La tecnología e-4ORCE distribuye el par a las ruedas delanteras y traseras del vehículo para maximizar la fricción (agarre) de los neumáticos según las condiciones de la superficie de la carretera y la situación del vehículo. El reparto de la tracción total del sistema e-4ORCE tiene una distribución predeterminada de 50/50, pero también puede transferir hasta el 100 % de la potencia a las ruedas delanteras o traseras, o una combinación intermedia, en función de diversas condiciones de carretera y conducción. La fuerza de desaceleración se controla de manera óptima en cada una de las cuatro ruedas, a través de una combinación de frenada regenerativa y frenada hidráulica, lo cual mejora el rendimiento de giro y la desaceleración.

El resultado es un mayor nivel de control, especialmente durante las curvas, que ofrece al conductor una experiencia agradable, suave y predecible con un ajuste mínimo de la dirección.

La frenada regenerativa es una de las características principales de un VE. Esta tecnología permite recuperar la energía cuando el coche desacelera, y luego envía dicha electricidad de vuelta a la batería. Dado que el sistema e-4ORCE gestiona la frenada y la potencia de cada rueda, cuando se activa la frenada regenerativa en los motores eléctricos delanteros y traseros, el sistema trabaja para reducir el cabeceo y la inclinación del vehículo. Esta función contribuye a mantener el habitáculo, y a los pasajeros que van en ella, más nivelados, lo que a su vez contribuye a prevenir el mareo, como puede suceder en situaciones de tráfico denso en las que hay que parar y reanudar la marcha muchas veces.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *