MINI John Cooper Works GP

Para los ingenieros de MINI, el Nordschleife es el último indicador de rendimiento para cada nuevo modelo de la marca. En este caso, los ingenieros se dedicaron con particular intensidad a precisar la dinámica de conducción, esta producido en una pequeña serie de 3.000 unidades, es el modelo más rápido y potente de la marca, que ha sido homologado para su uso en carretera. Los pasos de rueda de carbono, un alerón de techo de doble aleta, grandes ruedas forjadas de 18" y una suspensión 10 mm más baja que la del Cooper Works, lo que da una idea del potencial dinámico. El motor turbo de 4 cilindros con 306 CV y un par máximo de 450 Nm proporciona un gran empuje. La energía llega a las ruedas delanteras, equipadas con neumáticos de altas prestaciones, a través de una transmisión Steptronic de 8 velocidades que, junto con el bloqueo del diferencial integrado, garantiza la conversión sin pérdidas del par motor en rendimiento.

La dirección es notablemente ágil y le permite acelerar dinámicamente en cada curva sin tendencias de sobreviraje o subviraje. El sistema de frenos deportivos también inspira confianza el potente agarre de los frenos de disco de 4 pistones en las ruedas delanteras y los frenos de disco de un pistón en las ruedas traseras deceleran el vehículo antes de entrar en la siguiente curva.

La estructura extremadamente rígida de la carrocería y la tecnología de suspensión perfeccionada permiten que tenga un comportamiento preciso. Los grandes anchos de rueda y los mayores valores de inclinación específicos de los modelos para las ruedas delanteras y traseras, facilitan unos valores de aceleración lateral altos. En el modo GP, activado mediante un botón, los umbrales de intervención del Control Dinámico de Estabilidad (DSC) también se incrementan para dar al conductor un margen aún mayor cuando se aproxima al límite.

A 265 km/h, el faldón delantero específico y su característico alerón de techo desempeñan un papel clave en la reducción de la velocidad de ascenso y garantiza el equilibrio aerodinámico incluso en las curvas a velocidades especialmente altas.

El nuevo MINI John Cooper Works GP, producido en una pequeña serie de 3.000 unidades, es el modelo más rápido y potente de la marca, que ha sido homologado para su uso en carretera. Lleva el placer de conducir un MINI a un nivel extremo completamente nuevo. Los pilotos probadores lograron conducir el prototipo del MINI GP durante casi 21 kilómetros en menos de ocho minutos. Esto supuso superar el mejor tiempo de su predecesor en casi medio minuto

El Nürburgring Nordschleife es considerado como una pista particularmente desafiante. Sus espectaculares curvas, hicieron que el triple campeón de Fórmula 1, Jackie Stewart, acuñara el apodo de la pista por el que aún hoy se la conoce. Para los ingenieros de MINI, es el último indicador de rendimiento para cada nuevo modelo de la marca. En este caso, se dedicaron a la dinámica de conducción del nuevo MINI John Cooper Works GP. Desarrolla 306 CV entre 5000 y 6250 rpm y 450 Nm de par entre 1750 y 4500 rpm. Este propulsor es una versión del que MINI monta en el John Cooper Works de 231 CV. Las principales modificaciones son

Un turbocompresor más grande con una presión de soplado mayor, unos inyectores distintos que aportan más combustible y unos pistones y bielas diferentes, además un cigüeñal reforzado con materiales más resistentes. Además hay muchísimas más pequeñas cosas, como es lógico para pasar de 231 cv a 306. Está a la venta a partir de 45 900 euros

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *