Volkswagen T-Cross

EI T-Cross es un modelo crossover urbano con una longitud de 4,11 m y una altura de 1,56 m, 54 mm y 112 mm más que el Polo respectivamente. A pesar de su longitud de unos 12 cm más corto que el T-Roc,  ofrece un acceso cómodo a través de cuatro grandes puertas; una ventaja esencial de la plataforma modular transversal MQB, que hace posible situar el eje delantero muy hacia adelantado. La larga batalla de 2,56 metros cumple los requisitos para un habitáculo grande con mucho espacio para hasta cinco personas. El maletero comprende entre 385 y 455 litros, desplazando la fila de asientos. Gracias al asiento trasero abatible, el T-Cross se convierte en un vehículo de transporte con superficie de carga nivelada y hasta 1281 litros de volumen de almacenamiento.

El interior es espacioso y da la sensación de ir sentado en un vehículo más grande. Además, se puede adaptar de forma increíblemente sencilla, muy flexible y veloz a las más diversas necesidades. Todo comienza con un asiento trasero desplazable 14 centímetros que permite aumentar la zona de los pasajeros o el

volumen del maletero según se desee.

Continúa con un respaldo del asiento trasero distribuido en proporción 60:40 y que se puede abatir parcial o totalmente, y finaliza con un respaldo del asiento del acompañante opcionalmente abatible, con el que se pueden transportar incluso objetos muy largos.

Inicialmente, hay disponibles tres motores turboalimentados. Los dos motores de gasolina de tres cilindros 1.0 TSI con filtro de partículas generan una potencia de 95 CV o bien 115 CV. La oferta se completa con un cuatro cilindros 1.6 TDI con 95 CV. Todos los motores cumplen con la normativa de emisiones Euro D—TEMP. En función del motor seleccionado. La potencia se transmite a la carretera a través del eje delantero mediante una caja de cambios manual de 5 o 6 velocidades 0 un cambio de doble embrague DSG de 7 marchas.

Como su modelo hermano, el nuevo T—Cross también se produce en la fábrica española de Volkswagen en Navarra. Hasta 2019, Volkswagen invertirá allí alrededor de 1000 millones de euros para competir con fuerza en el mercado de los SUV compactos, que se encuentra en alza: los estudios pronostican que este segmento se verá duplicado en los próximos diez años.

Mide unos escasos 4,11 metros de longitud, con lo que es 54 milímetros más largo que el Polo. La diferencia de altura se ve mucho más clara: Los 1.558 milímetros del T- Cross se enfrentan a los 1.446 milímetros del Polo. La batalla de 2.563

milímetros parece muy grande en comparación con la longitud exterior, lo que favorece el espacio y sensación de amplitud. EI conductor y el acompañante se sientan 597 milímetros sobre la calzada; los pasajeros de la parte trasera, hasta 652, 10 cm más altos que en el Polo. De este modo se garantiza siempre una buena visión panorámica desde todas las plazas.

Opcionalmente, hasta cuatro conexiones USB y un sistema de carga inalámbrica por inducción aseguran la conexión óptima a la red y suficiente energía para smartphones. El sistema opcional de cierre y arranque sin llave <<Keyless Access» hace más cómodo el acceso al T—Cross; por su parte, el sistema de asistencia para luz de carretera <<Light Assist» opcional, activa y desactiva la luz de carretera de forma autónoma en cuando se acerca tráfico en el sentido contrario.

De serie se ofrece una pantalla táctil de Infotainment de 8 pulgadas y de serie en el acabado Sport el sistema VW Digital Cockpit de última generación. Ambas pantallas están dispuestas en el mismo eje de visión y se fusionan en una superficie digital con una visualización óptima que pueden observar todos los ocupantes del vehículo

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *