Audi A6 Allroad 3.0 tdi (prueba)

En el otro extremo de los AWD más radicales, se encuentran los utilitarios de cuatro ruedas motrices que aúnan confort y capacidad, además de unas buenas prestaciones ,tanto en asfalto como fuera de él.

Los Allroad de Audi, como los Subaru Outback o los Volvo Xc 70, por citar algunos de los más significativos del segmento, no están concebidos ni mucho menos para ofrecer unas prestaciones puras muy elevadas, ni un comportamiento deportivo. Por mucho que AWD nos suene a adherencia máxima y estabilidad prácticamente imperturbable pase lo que pase, y a un montón más de aventuras más dignas del mundial de rallyes.A6140023_low-960x541 copia

Lo cierto es que en principio fueron concebidos como simples maquinas, para poder ir a trabajar todos los días en la helada Europa del norte, o simplemente para poder salir de casa, durante el casi medio año que duran las nieves.

El diseño germánico sigue estando presente en todos los Audi, aunque la marca de los cuatro aros sea la menos alemana de los alemanes. Ninguna marca teutona que se precie es partidaria de cambios radicales en los diseños y Audi tampoco, limitándose sabiamente a evolucionar lo que gusta, con lo que el éxito entre su clientela está asegurado. A pesar de todo, el A6 Allroad cuenta con una estética vanguardista y una tecnología probada y de excelente resultado. El acabado como es norma en todas las realizaciones alemanas, y particularmente en Audi admite muy pocas críticas.AQU140002_low-960x560 copia

Interiormente casi no hay modificaciones con respecto a un Audi Avant, es decir contamos con un habitáculo perfectamente resuelto, muy bien rematado, capaz de albergar a cuatro ocupantes y sus equipajes sin demasiadas estrecheces. No es tan amplio como otros familiares, pero sí lo es algo más que los demás SW alemanes de su clase. Los asientos delanteros recogen perfectamente el cuerpo y en el cuadro de instrumentos todo es claro y legible y lo que hay que usar durante la conducción cae a mano.

El propulsor es el probado tres litros diesel del grupo en su versión de 272 cv. Sus prestaciones coinciden con la de cualquier turbo diesel moderno, gasta poco, anda muy bien y no hace mucho ruido a diesel, aunque a mi particularmente que un motor diesel suene a diesel no me molesta en absoluto.AQU140016_low-960x541 copia

Esta colocado en posición longitudinal, lo cual no tendría la mas mínima importancia si no fuera un tracción integral. Es conveniente que un automóvil tenga el motor en esta disposición cuando es de tracción total. El los vehículos con propulsor longitudinal, es mas fácil montar un autentico deferencial central mecánico, que reparta constantemente la fuerza más o menos igual entre ambos trenes. Este sistema lo usan los auténticos coches AWD – all well drive – y los Todo terreno de verdad.

Desde luego también existen coches de cuatro ruedas motrices y motor delantero transversal, son la mayoría, pero no son auténticos automóviles de tracción integral. Excepto alguno WRC. No tienen diferencial central y es un solo tren, normalmente el delantero, el que arrastra al trasero, que solo se conecta cuando hay situaciones en las queAQU140005_low-960x579 copia produce diferencia de giro entre los ejes. Este sistema es más sencillo, más barato pero menos efectivo a la hora de conducir por nieve o terreno de muy baja adherencia durante muchos kilómetros.

Nuestro Audi además cuenta con un diferencial central Torsen http://es.wikipedia.org/wiki/Torsen que es lo más eficaz que existe. Por supuesto este sistema le ayuda de forma notable a transmitir la potencia al suelo, sin tener que hacer un uso excesivo del control de tracción, como tendría que hacerlo si no tuviera un diferencial de este tipo. El sistema Quattro, está regulado de la mejor forma posible para conservar una importante adherencia al suelo, pero a su vez no hacerlo demasiado torpe en curvas.AQU140004_low copia

Por lo que se ha dado una cierta preponderancia al eje trasero, que en condiciones normales transmite el 60% de la fuerza. Este reparto propicia un comportamiento más ágil de lo habitual en un tracción cuatro, tendiendo a un discreto sobreviraje al acelerar fuerte a la salida de las curvas, en vez de intentar salir por la tangente, algo que de todas maneras resulta prácticamente imposible si dejamos conectado el control de estabilidad.

Otro factor importante en un automóvil que en teoría deberá enfrentarse a carreteras o pistas muchas de ellas con un pésimo firme, es la suspensión. Debe ser lo más absorbente y elástica posible, no solo para que sea cómoda, si no para que mantenga el mayor tiempo posible las ruedas pegadas al suelo. Esto Audi lo ha conseguido plenamente, con una suspensión neumática que es capaz al mismo tiempo de engullir las irregularidades A6140024_low-960x541 copiamagníficamente, mantener las ruedas pegadas al suelo y contener acertadamente los movimientos parásitos de la carrocería. Además de poder elevarse o descender en determinadas circunstancias. De los automóviles de este tipo probados últimamente, solo el Subaru Outback tiene una suspensión de un comportamiento parecido, aunque no es neumática, pero si muy bien regulada.

Los frenos, como es lógico, cumplen su cometido sin la más mínima objeción, aguantando sin queja un trato intensivo, pero el nivel de asistencia quizá sea un poco excesivo, para un automóvil que rodara en su país de origen muy frecuentemente por carreteras heladas, en las que frenar incluso con ABS es todo un arte.AQU140012_low-960x560

Muy eficaz para el uso para el que ha sido concebido, bastante costoso y muy bien acabado, este es el resumen de las impresiones que hemos sacado del A4 Allroad, por no mencionar la cuidadísima estética exterior e interior digna del más prestigioso estudio de marketing, y que desde luego contribuye enormemente al éxito de la marca.

Audi, lleva más de treinta años trabajando sobre el concepto de la tracción integral, copando en la década de los 80 el campeonato del mundo de rallyes, de la mano del famosísimo “Audi Quattro” artífice en gran medida del éxito de la marca y de la continuidad de los estudios sobre la tracción integral. El Nuevo Allroad es un ejemplo de todos esos años de investigación en materia de transmisión y comportamiento en condiciones poco habituales en nuestras latitudes.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *