Ssangyong Rexton-manual

El Ssangyong Rexton es la apuesta mas fuerte del automovilismo Coreano en el sector de los todo terreno, para competir de tu a tu con las marcas mas poderosas Europeas y Norteamericanas con la sana pretensión de arañar las ventas de los Explorer, Blacer, Pathfinder, Gran Cherokee, ML y X5 etc…

La imagen esta realmente conseguida, pensando en el publico al que va dirigido, el resultado es una carrocería llamativa que despierta bastante interés en la que predominan las formas redondeadas que en alguna medida restan volumen a sus mas de 4,70 mts de longitud, muy cercana a la de un Montero o un Land Cruiser pero sin ofrecer la impresión de tamaño de estos.

Recordando a la competencia más aristocrática, el Mercedes ML y BMW X-5, el Rexton con muy pocos centímetros mas se permite el lujo de ofrecer de serie una tercera fila de asientos, bastante habitables, algo que sus rivales Germanos tienen como opción en las versiones de más de 70.000 €. La lucha en Europa desde luego no tiene color. En el viejo continente el dúo Alemán no encuentra competencia, ni siquiera por Land Rover. Otro cantar es al otro lado del charco, donde unos precios competitivos se dejan notar bastante incluso en los apreciados SUV, en los que se encuadra el Rexton.

En las versiones Limited, la vida a bordo se ve facilitada por una serie de detalles, aparte del nutrido paquete de serie de otras versiones los Limited incluyen opciones tan en boga entre los TT de su segmento como el navegador con pantalla táctil y un equipo de sonido CD MP3 con seis altavoces, conexión Bluetooth para teléfono móvil, Puerto USB, etc.

Las plazas traseras resultan bastante amplias incluso para tres pasajeros, al ser la banqueta bastante plana y de considerables dimensiones, la tercera fila, que también esta incluida en la configuración ofrecida en España, permite alojar a dos adultos no muy voluminosos. Con las siete plazas en orden de marcha, el maletero queda reducido a un hueco de 248 litros, mientras que si solo usamos 5 plazas, la capacidad es excelente con unos generosos 680 litros.

En el apartado de seguridad no faltan múltiples airbag, un control de tracción y un ABS de cuatro canales con un funcionamiento impecable en asfalto e igualmente satisfactorio en el campo, contando con la suficiente sensibilidad para no desatarse con las pequeñas irregularidades del camino, consiguiendo una buena frenada incluso en pistas embarradas, nevadas o simplemente bajo la lluvia.

Como principal virtud en el apartado dinámico, cabe destacar la excelente suavidad del propulsor diesel de 1998 c/c, 155 cv y un par de 360 Nm entre 1500 y 2800 rpm, vibra poco y pose una entrega de potencia progresiva desde un régimen muy bajo (1200 rpm) los 155 cv son suficientes para impulsar al Rexton hasta casi 180 kph, proporcionando sino unas aceleraciones fulgurantes, si unas excelentes recuperaciones.

Los frenos con dos discos ventilados delante y dos macizos detrás, se las ven y se las desean para detener las dos toneladas largas del Ssangyong cuando rodamos deprisa, aun así tardan bastantes frenadas en perder eficacia contando hasta este momento con un buen equilibrio. La dirección de asistencia variable en función de la velocidad, goza de un compromiso muy bien resuelto entre tacto, asistencia y firmeza, siendo uno de los componentes mas conseguidos del conjunto.

Debemos tener en cuenta que el Rexton pose una suavidad de marcha considerable y un confort digno de una berlina de su precio, pero es un todo terreno con su chasis y suspensiones diseñadas para el uso fuera de carretera. Esto marca unas notables diferencias en el comportamiento dinámico con algunos de sus competidores, que posen carrocerías monocasco como los turismos.

Quizá el terreno en el que se encuentre más cómodo sean los largos trayectos por autopista a velocidades legales, en estas circunstancias el consumo no pasa de 7 litros, con estas premisas las suspensiones absorben perfectamente las pequeñas irregularidades, mostandose muy cómodas, la dirección también ayuda teniendo la asistencia justa para no perturbar la trayectoria deseada, si continuamos aumentando la marcha, aparte de dispararse el consumo de forma vertiginosa, las suspensiones bastante blandas acusan cierta flotabilidad que compromete el confort.

Llegadas las carreteras nacionales y comarcales un acusado balanceo comienza a manifestarse, denotando un cierto desacuerdo entre la suspensión delantera independiente y el eje trasero – el automático tiene suspensión independiente trasera – recordándonos una vez mas que conducimos un todo terreno. El comportamiento fuera del asfalto saca a relucir el diseño clásico del conjunto: en primer lugar disponemos de una excelente reductora de 2,5/1, que unida al buen par del propulsor proporciona un comportamiento seguro en condiciones adversas y un inmenso poder para remolcar, el eje trasero que en asfalto acusaba sus limitaciones, con algunos rebotes, aquí es una buena ayuda consiguiendo con su amplio recorrido una gran motricidad, el control de tracción tiene de un comportamiento muy progresivo, entrando en funcionamiento rápidamente cuando detecta alguna perdida de tracción por ligera que sea, la limitación mayor la pone altura al suelo algo justa, 21 cm con los neumáticos de 18” y perfil 60, pero sobretodo su longitud y la pena que da estropear su pulida carrocería, si esto no nos importa el Ssangyong Rexton nos llevara mucho mas lejos de lo que nunca hubiéramos pensado.

Esta versión tope de gama cuesta 28.000 €, un precio que no es ni la mitad de muchos de sus rivales más potentes pero inmensamente caros.

 

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *