Škoda Scout

El Škoda Scout tiene un diseño mas campero que sus hermanos de los que deriva. Tanto la parte delantera como la trasera incorporan un parachoques de color negro con detalles en color plata. La parte frontal cuenta con una amplia toma de aire y unos faros antiniebla específicos. Los umbrales de las puertas y los pasos de rueda también incorporan molduras de protección de color negro. La distancia al suelo se ha incrementado en 33 milímetros en comparación con el Octavia e incorpora llantas de aleación de 17 pulgadas de serie. En el interior destaca el volante multifunción de 3 radios de cuero.

El Scout incorpora tecnología de última generación de tracción total basada en el embrague Haldex de 5ª generación que hace que el nuevo modelo sea el mejor Scout detodos los tiempos. La tracción se ha incrementado en un 25% a un máximo de dos toneladas.

El poder escalada del Scout ha mejorado significativamente. Gracias a los ángulos de ataque y salida mayores, los usuarios del nuevo Scout podrán circular fuera del asfalto sin problemas. Se comercializará con dos motores diesel y uno de gasolina, unos motores que son un 20% más económicos que los de la generación anterior.

Además, el Scout es un vehículo que aúna, espacio excepcional, máxima funcionalidad, soluciones prácticas, la máxima seguridad y confort y la mejor relación calidad-precio. El Scout está disponible exclusivamente con tracción total. La óptima conducción y tracción están aseguradas gracias a la tecnología de última generación basada en el embrague Haldex de quinta generación. La distribución de la potencia a las cuatro ruedas cambia según las condiciones, y la unidad de control calcula continuamente el par ideal. Comparado con el Haldex 4 utilizado anteriormente, el nuevo conjunto es 1,4 kg más ligero.

La distancia al suelo del  Scout se ha elevado hasta los 171 milímetros, y ahora es 31 milímetros más alta que en el Octavia estándar. El paquete para malas carreteras con protección adicional para los bajos viene de serie, así como las llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 220/50 R17.

El motor diesel más potente es el TDI 2.0 de 184 CV, que se combina con la caja de cambios DSG de seis velocidades y la tracción total. Es la primera vez que este motor se utiliza con dicha configuración en Škoda. El consumo combinado es únicamente de 5,1 litros a los 100 y las emisiones de CO2 se sitúan en los 134 g/km.

El TDI 2.0 de 150 CV está disponible en combinación con el cambio manual de seis marchas. Consume 5,1 litros a los 100 km y emite 129 g de CO2 por km. El motor de gasolina es el TSI 1.8 de 180 CV, que se combina con la caja de cambios DSG de seis velocidades. Su consumo en ciclo combinado es de 6,9 litros a los 100 km y emite 158 gramos de CO2 por km.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *