Mercedes-Benz Clase C Estate

Mercedes-Benz amplía a partir de septiembre de 2014 la familia del nuevo Clase C con el Estate. La versión familiar de esta gama tiene un diseño diáfano y al mismo tiempo deportivo, y un volumen de carga ampliado en comparación con el modelo antecesor. El habitáculo refinado y de alta calidad brilla con detalles de diseño. Estas propiedades refuerzan la merecida reputación del Estate, un vehículo versátil y elegante con una aptitud sobresaliente para todas las tareas de transporte que deben afrontarse a diario. Gracias a la integración de numerosos sistemas nuevos de asistencia a la conducción, ofrece seguridad al más alto nivel. Y la combinación de construcción ligera inteligente, excelentes parámetros aerodinámicos y nuevos motores de bajo consumo se traduce en cotas de eficiencia de las mejores en su segmento. Junto con el Estate celebran también su estreno mundial los servicios Mercedes connect me que permiten, entre muchas otras opciones, establecer una conexión con el vehículo desde cualquier lugar y consultar online, por ejemplo, el nivel de llenado del depósito.

El Estate ha crecido claramente frente a su antecesor. La batalla ha aumentado en 80 milímetros (a un total de 2.840 milímetros) en comparación con el antecesor, la longitud del vehículo en 96 milímetros (a 4.702 milímetros) y la anchura en 40 milímetros (a 1.810 milímetros). Del aumento resultante del espacio interior se benefician en primera línea los ocupantes de las plazas traseras, que cuentan con 45 milímetros adicionales para las piernas. También han aumentado el espacio a la altura de los hombros y de los codos y la altura hasta el techo.

Gracias a numerosas soluciones innovadoras, la carrocería básica Estate pesa menos, alcanza una rigidez sobresaliente como base para un excelente comportamiento de marcha y un elevado confort acústico y de vibraciones y brinda una elevada seguridad en caso de impacto. Un porcentaje de aluminio del 49% y un peso total del vehículo reducido en hasta 65 kilos convierten al Estate en el líder de construcción ligera de su segmento.

Los motores potentes y eficientes de gasolina y diésel con función de parada y arranque ECO satisfacen las exigencias de la normativa de gases de escape Euro 6 y aseguran prestaciones deportivas, así como un elevado placer de conducción. En comparación con el antecesor, precisan en parte hasta un 20% menos de combustible.

Los modelos diésel están equipados con el propulsor perfeccionado de cuatro cilindros o con un nuevo motor compacto de cuatro cilindros. Todos ellos son modelos BlueTEC y equipan por tanto la tecnología SCR (reducción catalítica selectiva). El abanico de potencia se extiende de 85 kW (115 CV) a 150 kW (204 CV).

Mercedes-Benz ofrece también un motor diésel combinado con un módulo híbrido. El C 300 BlueTEC HYBRID con motor diésel de cuatro cilindros y un motor eléctrico compacto desarrolla 150 + 20 kW (204 + 27 CV) y, pese a su elevada potencia, se contenta con 3,8 litros de diésel a los 100 kilómetros (consumo mixto en el ciclo normalizado europeo, emisiones de CO2: 99 gramos por kilómetro.

En cuanto a los modelos de gasolina, se ofrecerá inicialmente con tres motores de cuatro cilindros BlueDIRECT y un motor de gasolina de seis cilindros BlueDIRECT. La gama de potencia se extiende de 115 a 245 kW (156 a 333 CV). Más adelante se introducirá el modelo C 350 HYBRID con técnica híbrida enchufable, motor de cuatro cilindros y una potencia de 155 + 50 kW.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *