Audi A8 L Security

El nuevo Audi A8 L Security ha sido objeto de una certificación oficial por el Centro Alemán de Ensayos Balísticos en Munich cumpliendo los requerimientos de una protección balística estandarizada tipo VR 7, de acuerdo con las normas BRV 2009. El término BRV es acrónimo en inglés de “Vehículos Resistentes a Balas”. El tipo VR 7 impone el criterio más estricto para sedanes civiles de alta seguridad: los paneles de carrocería y acristalamiento de la célula para ocupantes deben resistir fuego real con munición de calibre OTAN. En determinadas zonas, el blindaje del A8 L Security incluso cumple los criterios para los tipos VR 9 y VR 10. La resistencia a explosivos es comprobada de acuerdo con las normas ERV 2010 (“Vehículos Resistentes a Explosión”).

Su base es una carrocería de producción modificada, fabricada mayoritariamente con aluminio según el principio Audi Space Frame (ASF) en la factoría de Neckarsulm, cuna del A8; consecuentemente, pesa aproximadamente un 40 por ciento menos que una carrocería equivalente de acero. Los componentes que son específicos de esta versión se hacen a mano en una zona segura de producción. Los trabajadores formados especialmente emplean 450 horas para montarlas, antes de que la carrocería sea devuelta a la factoría para el ensamblaje final.

La célula para ocupantes del sedán de alta seguridad, que se ve integrada en la carrocería como elemento unitario, dispone de materiales extremadamente fuertes y altamente resistentes: acero de blindaje conformado en caliente, tejido de fibra aramida, materiales cerámicos, aleación específica de aluminio y vidrio multi-laminado. Para una máxima seguridad, los materiales de protección se solapan en los encuentros de estos distintos elementos.

Los largueros laterales de aluminio incorporan masivos perfiles anti-balísticos que aportan mayor protección contra armas explosivas, un tema en el que los requerimientos se han endurecido considerablemente en los últimos tiempos. Las placas de blindaje en el suelo del vehículo, confeccionado con una aleación especial de aluminio, tienen el mismo propósito. El nuevo Audi A8 L puede resistir ataques con granadas de mano militares. Incluso un ataque con explosivos, como el que se especifica en el programa de pruebas, no supone una amenaza letal para los pasajeros, como se ha demostrado en ensayos con dummies.

Para las ventanillas, parabrisas y luneta trasera, Audi utiliza un vidrio especial con una capa interior anti-astillamiento de policarbonato. Opcionalmente hay ventanillas laterales electromecánicas que abren casi enteramente la hoja de vidrio. Una función de retención mantiene la puerta en cualquier posición de apertura deseada.

La unidad de comunicaciones situada en el maletero del sedán de alta seguridad es uno de sus elementos fundamentales. Contiene las unidades de control del vehículo y la electrónica de comunicaciones, así como una batería de repuesto y otros elementos de recambio de los componentes que incrementan aún más la protección de los ocupantes. El contenedor altamente blindado de esta unidad de comunicaciones lleva tapas cerámicas relativamente ligeras y su armazón es de aluminio. También opcionalmente, hay disponibles protecciones suplementarias para la batería y el depósito de combustible.

El equipamiento de serie del nuevo Audi A8 L Security incluye un sistema intercomunicador con el que los ocupantes pueden comunicarse con el exterior incluso con las ventanillas cerradas. Incluye un altavoz situado en la parrilla delantera, así como micrófonos para el interior y para el exterior del vehículo.

Pueden elegirse dos motores superiores para el nuevo A8 L Security, el 4.0 TFSI y el W12 FSI, ambos acordes con la norma de emisiones Euro 6. El motor de ocho cilindros, con una cilindrada de 3.993 cc, desarrolla 435 CV (320 kW), lo que supone 15 CV más que su predecesor. Rinde 600 Nm de par motor entre 1.500 y 5.000 rpm, y permite acelerar al nuevo A8 L Security de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos. Su consumo combinado de combustible es de sólo 10,9 litros a los 100 kilómetros.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *