Audi A3 cabrio

En comparación con el modelo predecesor, el nuevo Audi A3 Cabrio ha crecido de 4,24 a 4,42 metros de longitud, de 2,58 a 2,60 metros de batalla y de 1,77 a 1,79 metros de ancho. Sólo en su altura (1,41 metros) se aprecia una reducción de 15 milímetros. El volumen del maletero se ha incrementado 60 litros y cargarlo resulta ahora más sencillo.

La parrilla Singleframe confiere carácter al frontal del Audi A3 Cabrio. Los faros planos, realzan la horizontalidad junto con las entradas de aire del paragolpes. A petición del cliente Audi ofrece los faros con tecnología LED, que además incorporan regulación gradual del alcance de las luces, algo sin precedentes en el segmento de los compactos.

En las armoniosas proporciones del dos puertas desempeña un papel muy importante el voladizo trasero. El marco del parabrisas se ha realizado en aluminio, y todo el contorno del vehículo está rodeado por una moldura decorativa en diseño de aluminio.

El A3 Cabrio está disponible con una capota de lona que se tensa sobre una ligera estructura de magnesio y acero y que se integra a la perfección en el diseño. Basta con pulsar una tecla para que se abra y se cierre de forma electrohidráulica en menos de 18 segundos, incluso en marcha siempre que no se superen los 50 km/h de velocidad.

Cuando está abierta, la capota descansa, plegada en tres capas, dentro de un compartimento que apenas reduce los 287 litros de capacidad del maletero.

La capota completamente automática integra una luneta de cristal y está disponible de serie en color Negro. Como alternativa se ofrece una capota acústica completamente automática con una espuma interior más gruesa que reduce aún más el nivel de ruido en el habitáculo del A3 Cabrio, ya de por sí envidiable. A elección del cliente la capota acústica está disponible en los tres colores exteriores Negro, Gris y Marrón, con el revestimiento interior del techo en negro o plata luna. El cortavientos se incluye en el equipamiento de serie de la línea Ambiente, mientras que la calefacción para la zona de la cabeza en los asientos delanteros es opcional.

En el caso de que el vehículo vuelque, un sistema activo de protección antivuelco protege a los pasajeros. Está compuesto por dos placas pretensadas mediante resortes que van integradas en la carrocería.

El peso en vacío de la versión básica es de sólo 1.365 kilos; a pesar de su tamaño y de su mayor confort, el nuevo Audi A3 Cabrio es unos 50 kilos más ligero que el modelo predecesor. Incluidos los refuerzos especiales responsables de la elevada rigidez torsional, la carrocería en bruto pesa 30 kilos menos que antes; el capó del motor se ha realizado en aluminio. El estricto mandato de la construcción ligera reina también en el habitáculo y en los motores. Audi, empresa pionera en este ámbito técnico, establece con ella en la clase de los compactos un récord impresionante. El cliente puede elegir entre 16 colores para la carrocería.

El vehículo ofrece espacio más que suficiente para cuatro adultos; los respaldos de los dos asientos traseros se pueden abatir, dando así lugar a una apertura de carga muy ancha. Tanto el volante como los asientos son de nuevo desarrollo, y la tecla del freno de estacionamiento electromecánico, también nuevo, se encuentra en la consola del túnel central.

Las líneas de equipamiento se denominan Attraction, Ambition y Ambiente. El paquete deportivo S line para la línea Ambition inunda todo el habitáculo de color negro. En cuanto a los materiales, Audi ofrece tapizados de tela, cuero y una combinación de Alcantara y cuero. La opción Audi design selection en Marrón Lasso confiere una imagen muy exclusiva.

Los tres motores de nuevo desarrollo con los que el Audi A3 Cabrio llega al mercado realzan considerablemente su deportivo carácter. Los dos TFSI tienen una cilindrada de 1,4 y 1,8 litros y una potencia de 140 CV (103 KW) y 180 CV (132 KW) respectivamente. El 2.0 TDI rinde 150 CV (110 KW). En breve se lanzarán más motores: desde el 1.6 TDI con 110 CV (81 KW) hasta el 2.0 TFSI que dotará al Audi S3 Cabrio de una potencia de 300 CV (221 KW). Todos los motores del nuevo Audi A3 Cabrio combinan las tecnologías de la inyección directa, la turbosobrealimentación y el sistema start-stop.

El consumo medio de las tres motorizaciones básicas es un 12 por ciento inferior al de los motores del modelo anterior, aunque las prestaciones son mejores. El 1.4 TFSI CoD, por ejemplo, acelera al nuevo Audi A3 Cabrio en 9,1 segundos de los 0 a los 100 km/h, pero se da por satisfecho con un consumo medio de 5,0 litros de combustible a los 100 kilómetros (114 gramos de CO2 por kilometro). Este grado de eficiencia es también posible gracias a la tecnología Audi cylinder on demand (CoD), que en regímenes bajos desconecta dos cilindros.

En lo que respecta a la transmisión de la fuerza, el nuevo Audi A3 Cabrio también apuesta por los últimos desarrollos tecnológicos. El 1.8 TFSI llega al mercado combinado con el S tronic de siete velocidades, que, junto con el sistema de conducción dinámica Audi drive select, ofrece una función de desacoplamiento que reduce aún más el consumo de combustible. El 1.4 TFSI y el 2.0 TDI se combinan con un cambio manual de seis marchas.

La tracción integral permanente quattro, otra novedad y una oferta exclusiva en el descapotable compacto, estará disponible próximamente.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *