Renault ZOE

El Renault ZOE marca el inicio de una nueva era, la de la movilidad eléctrica al alcance de todos. Es un gran paso  para Renault que, en 115 años de historia, ha sabido innovar con la  voluntad de democratizar la tecnología. ZOE es el emblema del plan estratégico Renault «Drive The Change 2016» y el buque insignia de la gama Renault Z.E. Incorpora en un diseño compacto y seductor toda la excelencia tecnológica de Renault a un precio asequible.

Desvelado en primicia mundial en el Salón de Ginebra de 2012, Renault ZOE ha empezado a comercializarse en Francia a finales de 2012 y experimentará una amplia difusión en la red a finales de marzo de 2013. Se desplegará en el resto de países europeos en los meses siguientes. En España arrancará su comercialización a mediados del mes de mayo de 2013, desde un precio final de 13.650 euros (ayudas del gobierno y Plan Pive incluídos).

Diseñado desde el principio para ser exclusivamente eléctrico, Renault ZOE es una berlina compacta de líneas fluidas y puras. La parte delantera recoge la nueva identidad de la marca y se caracteriza por su expresión cómplice y simpática. El tono azulado del logo, de las ópticas delanteras y de los cristales sobretintados revelan su naturaleza eléctrica.

A finales de enero de 2008, Carlos Ghosn anunció al final del forum de Davos que la marca Renault ambicionaba comercializar una gama de cuatro vehículos eléctricos; Su modelo más emblemático: el proyecto X10, una berlina compacta diseñada para ser exclusivamente eléctrica y destinada a una comercialización a gran escala. Esta misión de envergadura se confió a los equipos de «anteproyecto» y estos confirmaron su viabilidad técnica y económica el 16 de diciembre de 2008. Este fue el pistoletazo de salida para los diseñadores y se abrió la convocatoria de diseño..

Desde el principio, las propuestas creativas tomaron unas orientaciones muy radicales. Esta nueva era eléctrica era la oportunidad soñada por todo diseñador de reinventar el automóvil. No obstante, poco a poco, las obras se reorientaron hacia una aproximación más racional. Puesto que el paso de lo térmico a lo eléctrico ya suponía un fuerte cambio en los hábitos de los clientes, el estilo ZOE no debía despistar. Si bien había que crear un vehículo aparte, las líneas y las proporciones debían pertenecer a los códigos formales del automóvil para una asimilación más fácil.

Su pertenencia al universo eléctrico se identifica por el tono azulado del rombo Renault y de las ópticas delanteras, así como por los cristales tintados en azul en toda la gama. Las luces traseras son transparentes, algo poco frecuente en un coche de serie, con ribetes concéntricos azules que se tornan rojos al frenar y al encender las luces de noche. Este tratamiento de las luces hace que el color de la carrocería parezca más igualado en el conjunto del vehículo.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *