Opel Zafira Tourer (Prueba)

La primera generación del Opel Zafira, inauguró el segmento de los monovolúmenes del segmento C con siete plazas hace catorce años, siendo uno de los más vendidos. El Zafira Tourer tiene como objetivo volver a codearse con los líderes del segmento de los monovolúmenes grandes, cosa que según Opel está a punto de suceder.

Esta nueva generación de Zafira, está basada técnicamente en gran parte en la mecánica del Insignia, unida a una nueva plataforma que también comparte con el Chevrolet Orlando. Por supuesto ha conservado todos los atributos que hicieron de las generaciones anteriores un éxito para la marca, pero lógicamente sus virtudes se han acrecentado para hacer frente a sus competidores que cada día son más y mejor dotados. Interiormente destaca el puesto de conducción muy cómodo, que además goza de una visibilidad perfecta. Todo el salpicadero es nuevo y con materiales de más calidad y mejores ajustes que la versión precedente.

El diseño sigue la línea de todos los nuevos Opel, con diseño limpio, sencillo y con materiales de primera calidad, los asientos delanteros son regulables en altura e inclinación. La versión Excellence, que es la alta de la gama, cuenta además con un equipo muy completo, climatizador dual, encendido automático de faros, sensor de lluvia y programador de velocidad y como buen coche Alemán las opciones son infinitas. La segunda fila de asientos cuenta con tres banquetas independientes, regulables en longitud e inclinación. La tercera fila de asientos se integra perfectamente en el maletero, siendo adecuadas para ocupantes hasta 1.75 mts de altura. En versión cinco plazas tiene un maletero de 710 litros.

Exteriormente el nuevo Zafira se ha hecho más llamativo, sobretodo en la parte delantera que sigue fielmente las pautas de todos los Opel actuales, la zaga es menos llamativa.

El ensamblaje de todos los paneles parece solido, lo que corrobora la ausencia de ruidos crujidos o vibraciones. La insonorización está muy lograda para un coche de su precio, el nivel de los sonidos que llagan al habitáculo, tanto procedentes del motor como de la rodadura o del aire al incidir sobre la carrocería es muy bajo. La suspensión también resulta muy confortable, pero al mismo tiempo contiene muy bien las inclinaciones de la carrocería y los movimientos de cabeceo, confiriendo al Zafira Tourer un buen compromiso entre comodidad y agrado de conducción.

La motorización elegida para este ensayo es quizás la mejor de toda la gama, se trata del probado motor diesel de 2.0 litros (de origen Fiat), que Opel lleva empleando muchos años con buen resultado. Es bastante elástico, suave, sobrio y poderoso. Aunque bastante sonoro al arrancar y al acelerar a fondo. Rinde 165 cv, que a primera vista pueden parecer algo escasos para el tamaño y capacidad de carga de un Zafira Tourer, pero según pasan los kilómetros al volante resulta más agradable. Tiene fuerza para iniciar la marcha desde parado, aunque este muy cargado, algo de lo que carecen muchos Turbodiésel actuales de parecida cilindrada o superior. Antes de las 1700 rpm ya tiene fuerza suficiente para empujar con autoridad lo que le permite muy buenas recuperaciones. También influye en el brío del motor, en que Opel no ha caído aun en la trampa de usar desarrollos de cambio excesivamente largos, como desgraciadamente es cada día más habitual (sobretodo en el grupo VAG), que si bien consiguen rebajar unas decimas el consumo dejan al automóvil totalmente muerto y más aun si vamos cargados. El consumo viajando a velocidades legales no suele sobrepasar los 6,5 litros.

En carretera el comportamiento es agradable y transmite seguridad, incluso si entramos un poco más deprisa de lo habitual en alguna curva, la carrocería no toma inclinaciones importantes, simplemente hay que seguir la trayectoria elegida y él se encargara de todo lo demás. En carretera de montaña tampoco toma inclinaciones muy acusadas que hagan incomodo el viaje. El equipo de frenos quizás está un poco demasiado asistido pero frena muy bien, la frenada en carretera no muestra ninguna alteración en ningún tipo de firmes, ni cambios de trayectoria sobre superficies desiguales.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *