Seis décadas de Chevrolet Corvette

El Corvette es el paradigma del auténtico coche deportivo, moderno y excitante, unos rasgos que resaltan aún más gracias a su imagen de icono de la cultura popular. Pero el estilo inconfundible no es lo único que destaca del Corvette; es ante todo un coche seguro y cómodo para la conducción diaria.

La fama del Corvette se halla sólidamente cimentada en su éxito en la cultura norteamericana y en lo sofisticado de su técnica. A lo largo de los años, una amplia variedad de innovaciones han contribuido a su crecimiento. Ejemplos de ello durante las últimas décadas han sido los neumáticos reforzados antipinchazo (conocidos como neumáticos run flat), el HUD “Head-Up Display”, que proyecta datos relevantes para el conductor en el parabrisas, o el “Magnetic Selective Ride Control”, que permite cambiar el tipo de amortiguación al instante.

Además de los constantes avances técnicos, el afán de ver a actores y actrices famosos junto al Corvette también sigue en alza, una tendencia representativa del romance que desde hace sesenta años los Estados Unidos mantienen con este coche icónico.

El Corvette, líder en la gran pantalla: La importancia de Chevrolet en el panorama cultural de Estados Unidos es tan visible en las calles como en el mundo del arte y el entretenimiento. Desde películas de aventuras repletas de acción hasta series de televisión, el Corvette ha interpretado 1.434 papeles protagonistas o secundarios en la televisión y en producciones de Hollywood, haciéndose un lugar en la cultura popular norteamericana.

En la Internet Movie Cars Database, una base de datos online que muestra los vehículos que aparecen en películas, pueden encontrarse importantes títulos en los que han intervenido Corvettes.

 

 

4 comentarios
  1. Alacontra says:

    El mejor economista del país y los de Podemos encargando sus propuestas a personas, muy respetables, pero sin el bagaje intelectual sobre las nefastas consecuencias del euro de Martín Seco. Una pena.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *