Porsche Cayman

La tercera generación tiene un desarrollo completamente nuevo. Es un coche más bajo y largo, más rápido y ligero, más eficiente y potente que nunca. Una distancia entre ejes mayor, vías más anchas y llantas más grandes mejoran el rendimiento dinámico de este deportivo con motor central, para llevarlo a un nivel sin igual en su competitiva categoría. El nuevo biplaza es, después del 911 Carrera y del Boxster, el tercer modelo deportivo de la gama Porsche que cuenta con una innovadora carrocería de diseño ligero. El nuevo Cayman es hasta 30 kilos más ligero, dependiendo de la versión específica y de su equipamiento, y consume hasta un 15% menos de combustible cada 100 kilómetros que el modelo precedente, a pesar de tener más motor y un rendimiento dinámico superior.

La nueva generación del biplaza deportivo con motor central se lanza en dos versiones clásicas de Porsche: el Cayman y Cayman S. El modelo básico está propulsado por un motor bóxer de seis cilindros y 2.7 litros que desarrolla 275 caballos. Dependiendo de su equipamiento, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 266 km/h. Su consumo homologado según el ciclo NEDC está entre los 7,7 y los 8,2 litros por cada 100 kilómetros recorridos, en función de la transmisión que lleve. El motor de 3.4 litros del Cayman S tiene 325 CV. Con la configuración más apropiada, pasa de parado a 100 km/h en 4,7 segundos. El Cayman S puede alcanzar una velocidad máxima de 283 km/h y el consumo de combustible en el ciclo NEDC varía desde los 8,0 a los 8,8 l/100 km, dependiendo de la caja de cambios elegida.

Ambos coupés deportivos están equipados de serie con una transmisión manual de seis velocidades. La caja de cambios Porsche Doppelkupplungsgetriebe (PDK) de doble embrague y siete marchas está disponible como opción. Con ella se logran aceleraciones más rápidas y un mejor consumo.

Porsche sitúa un peldaño más arriba al Cayman, gracias a nuevos elementos opcionales. Por ejemplo, ahora cuenta por primera vez con el Control de Crucero Adaptativo (ACC), que regula la distancia con el vehículo de delante y la velocidad. También se ofrece un sistema de sonido Burmester especialmente desarrollado para este coche. Otro nuevo sistema para el Cayman es el “Porsche Entry & Drive” (entrada y arranque sin llave), disponible como opción.

El nuevo Cayman es más atractivo que nunca. Sus proporciones son diferentes y se mantiene claramente como un coupé deportivo de Porsche. Una distancia entre ejes ampliada, unos voladizos más cortos y llantas de 18 y 19 pulgadas de diámetro, con mayor superficie de rodadura, son algunas de las características que identifican visualmente a este coche que, además, consigue un mejor rendimiento dinámico. Su estilo está marcado por unas líneas limpias, rematadas por ángulos afilados. Con ello se enfatiza la silueta baja y alargada del coche, con un parabrisas proyectado hacia delante y una línea de techo que termina muy atrás. Son especialmente expresivas y características las hendiduras dinámicas de las puertas, que dirigen el aire hacia las tomas de los paneles laterales traseros, desde donde entra directo al motor. Con esto se realzan las formas de ese concepto de vehículo con motor central.

Ya desde el frontal el nuevo Cayman destaca por sus entradas de aire para refrigeración, que han incrementado su tamaño hacia los lados del coche. También es único en la nueva generación del coupé deportivo el largo y bajo portón trasero realizado en aluminio, así como la terminación envolvente de toda la zona posterior. Montado directamente sobre el portón va un fino spoiler que, en contraste con el del Boxster, es mayor y se despliega en un ángulo más pronunciado. La

apariencia general del Cayman tiene una personalidad propia más acusada que antes y se diferencia claramente de la del modelo precedente.

La nueva generación del Cayman se lanzará al mercado europeo el 2 de marzo de 2013. En el caso del Cayman, el precio final para el mercado español será de 57.461 euros, 1.485 euros menos que su antecesor. El Cayman S parte de 74.388 euros y, debido al actual sistema impositivo, el Cayman S equipado con la transmisión de doble embrague PDK, tendrá un precio final de 74.753 euros, sólo 365 euros más.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *