Nuevo Opel Cabrio

Tras varias generaciones de compactos Kadett y Astra descapotables, Opel regresa a una vieja tradición de prestigiosos y poco frecuentes descapotables de tamaño medio de los años cincuenta y sesenta – como el Kapitän y el Rekord – pero de una forma nueva y refrescante y con las mejores tecnologías modernas. El Cabrio ofrece una intensa experiencia de conducción gracias a su carrocería súper rígida, la suspensión delantera HiPerStrut y el sistema de amortiguación adaptativa FlexRide. El conductor y los pasajeros pueden disfrutar de la conducción al aire libre gracias a la capota de alta calidad que se puede abrir apretando un botón en 17 segundos mientras se conduce hasta 50 km/h de velocidad. Los aproximadores automáticos de los cinturones de seguridad delanteros, la exclusiva tapicería de Napa ventilada, los asientos ergonómicos, así como los invisibles sistemas de seguridad hacen la vida tranquila y segura.

Para fabricar la capota del Cabrio se utilizan materiales de alta calidad seleccionados por los proveedores de descapotables premium. Ello beneficia el aislamiento acústico y térmico gracias a una capa de especial de lana poliéster entre la capa exterior y el guarnecido interior. Un mecanismo electro hidráulico activado con un mando colocado entre los asientos delanteros abre la capota en 17 segundos circulando a velocidades de hasta 50 km/h – colocando al Cabrio entre las referencias en funcionamiento del techo. Además, el mando remoto para abrir o cerrar la capota con el mando de la llave es de serie en todas las versiones del Cabrio. Desde el lanzamiento habrá disponibles tres colores de la capota, que pueden ser combinados con diez colores diferentes de carrocería.

El Opel Cabrio se beneficia de una gran capacidad para llevar y guardar objetos para ser un descapotable, permitiendo una confortable utilización diaria. Varios espacios muy útiles para dejar objetos se han colocado alrededor del conductor: En la puerta, en y bajo el salpicadero y, gracias al freno de estacionamiento eléctrico, entre los asientos – justo donde es más necesario el espacio para dejar objetos. El volumen mínimo de carga con la capota abierta es de 280 litros, que llega hasta los 350 litros cuando la capota está cerrada. Para incrementar el volumen de carga o transportar objetos largos, el Opel Cabrio se beneficia del sistema FlexFold que eléctricamente pliega el respaldo trasero en secciones 50:50 – un elemento que no se puede ofrecer en descapotables de techo duro.

La rigidez de la carrocería es un criterio clave en los coches descapotables; tiene un gran impacto en su comportamiento, precisión de la dirección, acústica, seguridad y confort y también transmite una clara impresión de su auténtica calidad. El Opel Cabrio ofrece un perfecto equilibrio entre rigidez torsional y resistencia a la flexión gracias a varias medidas entre las que se incluyen impresionantes largueros de acero bajo la carrocería y balancines reforzados. Comparado con el Astra TwinTop de la anterior generación de descapotables Opel, la carrocería del Cabrio es un 43% más rígida a la torsión y un 10% a la flexión. Este diseño ofrece una base sólida para la suspensión y contribuye a una significativa reducción del ruido, las vibraciones y el traqueteo.

El nuevo Opel Cabrio de tamaño medio tiene lógicamente una presencia en la carretera más impresionante que el Astra TwinTop de 2006. La distancia entre ejes es 71 mm mayor, la vía delantera es 56 mm más ancha y la trasera 70 mm. Todo ello beneficia el comportamiento y la estabilidad. El tren delantero del Cabrio equipa de serie la mejor tecnología de chasis de Opel, con diseño HiPerStrut que fue desarrollado inicialmente para el Insignia OPC. HiPerStrut (Torretas de Altas Prestaciones) separa las funciones de amortiguación y dirección y ofrece la máxima tracción y precisión en curvas, y también reduce el par de la dirección y mejora el agarre en todas circunstancias. Tiene servodirección eléctrica por piñón y cremallera con asistencia en función de la velocidad. Para ofrecer mayor precisión y un tacto más directo de la dirección, el motor eléctrico está montado en la cremallera, en vez de en la columna. El sistema de control de chasis completamente adaptativo de Opel, FlexRide, está, por supuesto, disponible en el Cabrio. Mejora sus prestaciones de conducción y comportamiento, así como la seguridad, ya que se adapta a las condiciones de conducción, el estilo del conductor y sus preferencias. El Opel Cabrio puede equiparse con llantas de 17 a 20 pulgadas. Los discos de freno tienen un diámetro de hasta 326 mm delante y 325 mm detrás.

Una amplia gama de motorizaciones estará disponible en el Opel Cabrio descapotable. El motor 1.4 Turbo de gasolina abre la oferta; estará combinado con una caja de cambios manual de seis velocidades y disponible con dos versiones de potencia de 120 CV/88 kW y 140 CV/103 kW, ambos entregando hasta 220 Nm de par motor con la función overboost. En cuanto a diesel, el 2.0 CDTI de 165 CV/121 kW vendrá tanto con caja de cambios manual, como automática de seis velocidades. Este motor entrega hasta 380 Nm de par cuando el overboost está activado.

Lo más destacado en la gama de motorizaciones del Cabrio será el nuevo motor 1.6 Turbo ECOTEC SIDI de gasolina. Este motor de tamaño medio con inyección directa es parte de la nueva generación de motores que hará su debut a principios de 2013 y que está destinada a ofrecer una conducción muy suave, a entregar un alto par motor y gran eficiencia en el consumo de combustible. Ofrece 170 CV/125 kW entre las 1.650 y las 3.200 rpm – y 280 Nm de par gracias a la función overboost. Este motor estará disponible asociado a una caja de cambios de seis velocidades, manual o automática. La nueva caja de cambios automática de seis velocidades de baja fricción del Cabrio ofrece una función Active Select que permite cambiar de marcha de forma manual secuencial para ofrecer una experiencia de conducción más deportiva.

El habitáculo está construido principalmente de acero de alta resistencia para ofrecer la menor deformación y el máximo espacio de supervivencia en caso de una colisión. Las puertas tienen montadas diagonalmente barras de acero de alta resistencia y refuerzos en la línea de cintura. Los pilares A que soportan el parabrisas son de acero extruido. En caso de vuelco, automáticamente se despliegan tras los asientos traseros unas barras de alta resistencia activadas pirotécnicamente y soportadas con muelles. Estas barras también son desplegadas en otros impactos severos – cuando los airbag son activados – para preparar el coche a posibles impactos posteriores o a la posibilidad de vuelco. Los asientos delanteros se benefician de reposacabezas activos de dos vías y dobles pretensores en los cinturones de seguridad e, incluso, los asientos traseros cuentan con pretensores en los cinturones.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *