Volkswagen Tiguan (Prueba)

Los Todo camino a pesar de ser mas caros que las berlinas de las que derivan, experimentan unas ventas porcentualmente mayores que berlinas y Todo terreno que hace unos años eran los lideres del mercado.

Este incremento sin duda en parte es cosa de la moda, pero tambien de enorme polivalencia de los modernos TT ligeros. A medio camino entre un turismo y un autentico TT, con ciertas reminiscencias de monovolumen, pero sin las férreas limitaciones de ninguno de ellos.

Como es lógico, el mayor numero de ventas las ostentan las versiones diesel, ya de por si mas económicas en cualquier tipo de utilización, y mucho mas en automóviles de este tipo, que son mas pesados y con un coeficiente aerodinámico que deja mucho que desear, además por si esto no basta, tienen que mover en la mayoría de las ocasiones una transmisión integral, con toda la cantidad de rozamientos y perdidas de energía ello que conlleva, a lo que hay que sumar que para estar a la moda, hacen falta unas enormes llantas calzadas con anchísimos neumáticos de perfil muy bajo, lo que resulta contraproducente bajo casi cualquier circunstancia, y los inhabilita en la mayoría de los casos para circular por caminos rotos y pedregosos.

Aun así las versiones diesel se defienden, en cuanto a consumo se refiere, dado el buen aprovechamiento energético de los modernos propulsores de gas oil. De todas maneras las variantes de gasolina, son bastante populares en los países del norte de Europa, mas que en los de la ribera del mediterráneo, tradicional feudo de los diesel.

Tambien las motorizaciones de gasolina ofrecen bastantes ventajas, si dejamos de lado el consumo. Los motores de gasolina, son por regla general infinitamente mas suaves y menos sonoros que sus equivalentes de gasoleo, pesan menos, y su zona de utilización es mucho mas amplia, no solo por que su potencia máxima se obtenga habitualmente a mas revoluciones, si no por que sin pretender recuperaciones fulgurantes, admiten girar a un régimen muy bajo con total tranquilidad y ausencia de vibraciones, lo que es debido a su compresión mucho menor.

El dos litros Tdi del Touran, no es ni mas ni menos que el prestacional propulsor del Golf de ultima generación, que tan buen juego esta dando a todo el grupo VAG, alcanzando hasta 177 cv montado en los Audi.

Este motor de 140 cv, se muestra siempre potente y elástico, pero a la vez discreto, permitiendo apreciar las diferentes cualidades del Tiguan. Las aceleraciones son honestas y las maniobras de adelantamiento se realizan en un tiempo corto, lo que aporta un plus de seguridad.

Los 2.0 Tdi montados en el Tiguan, pueden venir acoplados a una caja manual de seis relaciones o al agradable cambio DSG, tambien de seis marchas, que ha buen seguro hará cambiar a muchos de idea sobre el funcionamiento de las cajas de cambio automáticas. La realidad es que poco tiene que ver con una caja de convertidor de par de hace solo unos años. Merece la pena probarla y luego sopesar si nos gusta o no.

El Tiguan, pose una transmisión integral que conecta el puente trasero en caso necesario, es decir, en principio es un tracción delantera en el que el eje trasero se acopla en centésimas de segundo, cuando la centralita electrónica, alertada por el ABS, opina que es necesario, Volkswagen llama a este mecanismo 4 Mottion.

En realidad su funcionamiento se basa en un embrague Haldex de tercera generación, dotado de cierta precarga hidráulica, que envía constantemente una pequeña fracción del par al eje trasero, con lo que se asegura una respuesta inmediata cuando se necesita, sin tener el pequeño retardo de los primeros sistemas, que no contaban con precarga, resultando mas bruscos y lentos. En la práctica el conductor no se entera de nada, ya que todo el proceso resulta muy suave y prácticamente indetectable.

El VW Tiguan sigue las formas de su hermano mayor el Touareg. El aspecto macizo de su pariente se mantiene, aunque notablemente aligerado, Dando como resultado un conjunto potente, que transmite la solidez típica de VW, pero de unas medidas contenidas mas propias de un automóvil polivalente.

Pose unas cotas interiores amplias para sus cotas exteriores, fruto de su carrocería cuadrada, siendo incluso su banqueta trasera de corte plano, para poder alojar tres pasajeros mas fácilmente, además son regulables en recorrido e inclinación, lo que aumenta aun mas su practicidad, ya de por si elevada, el espacio entre ambas filas de asientos es abundante.

Siguiendo la corriente de los SUV de última hornada, el Tiguan cuida tambien los aspectos prácticos y la vida a bordo, por ello son bastantes los huecos repartidos por el habitáculo y su guantera esta refrigerada. En asfalto su comportamiento es similar al de un turismo, aunque si verdaderamente queremos encontrar diferencias con una berlina normal, debemos elegir terreno muy virado, repleto de curvas lentas de todo tipo, en estas condiciones, salen a relucir inclinaciones e inercias que en un turismo tardarían aun en aparecer. La carrocería, al tener el centro de gravedad mas alto, se inclina mas, lo que resta agilidad, además su mayor peso, del orden de 200 kg mas de media, provoca mayores inercias que tampoco ayudan mucho, mostrándose claramente subvirador. En contrapartida al ir sentados más altos, se tiene una mejor visión de la carretera y del tráfico en general, lo que tambien redunda en una conducción mas relajada.

El conjunto de las suspensiones realizan su trabajo perfectamente, asegurando un buen nivel de confort y controlando bastante los movimientos parásitos de la carrocería, aunque en algunas circunstancias puntuales, se notan golpes un tanto bruscos en el tren trasero al pasar sobre ciertas irregularidades, quizás amplificados por el escaso perfil de sus neumáticos.

En los caminos el funcionamiento es más que correcto rodando a un ritmo tranquilo. Si el terreno se vuelve más complicado, basta un poco de técnica y sentido común para pasar sin problemas por lugares bastante malos. Desde luego no es un vehículo para practicar Todo terreno, pero resulta suficiente en la mayoría de las situaciones normales, que cualquier aficionado a los deportes de invierno o al campo habitualmente se puede encontrar. Siendo mucho mas fácil llegar al limite de los neumáticos que a las del propio automóvil.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *