Honda CR-V 2013

El Honda CR-V se presentó por primera vez en el Salón del Automóvil de Tokio de 1995, siendo uno de los primeros vehículos denominados ‘todocamino’. Se comenzó a comercializar en Europa en 1997 y en 1998 se empezó a fabricar en la planta de Honda en Swindon (Reino Unido).

La segunda generación del CR-V se lanzó a finales de 2001. Ofrecía un rendimiento y economía de combustible muy mejorados gracias a la introducción del motor de gasolina i-VTEC de 2,0 litros de Honda.La introducción del prestigioso motor diesel i-CTDi de Honda provocó un nuevo incremento de las ventas en 2005.

La tercera generación del CR-V llegó en 2007. Fue el primer CR-V que presentaba un portón trasero de apertura vertical, una función que resultó posible al retirar la rueda de repuesto de la puerta trasera. El restyling realizado en 2009, a mitad de su vida útil, introdujo el motor diesel i-DTEC, al que se unía la posibilidad de combinarlo con una transmisión automática.

Ahora, por primera vez, el nuevo CR-V estará disponible con la opción de tracción a las dos ruedas y a las cuatro ruedas, mientras que las mejoras realizadas en la gama de motores han logrado reducir de manera considerable las emisiones. Las ventas del nuevo CR-V comenzarán en Europa en noviembre de 2012 y el automóvil se fabricará en la planta de producción de Honda en Swindon (Reino Unido).

Hasta el mes de noviembre, Honda Automóviles España ofrece la generación actual del CR-V con unas condiciones muy especiales. Así, los clientes pueden beneficiarse de un Honda CR-V 2.2 i-DTEC Comfort Serie Especial por 25.300€ (vs 29.900€) con un alto nivel de equipamiento: llantas de aleación de 17”, tapicería mixta Alcantara/textil, sensores de parking, climatizador dual, radio CD con lector MP3, ordenador de a bordo, faros antiniebla, etc…

La aerodinámica es otro aspecto clave . La adopción de un subsuelo plano ha suavizado el flujo de aire bajo el vehículo, mientras que un techo más largo combinado con un paragolpes delantero optimizado desde el punto de vista aerodinámico y un alerón trasero ayudan a controlar el flujo de aire por encima de la carrocería. El resultado es una reducción del coeficiente de resistencia de un 6,5% respecto al CR-V actual en beneficio del rendimiento, el consumo de combustible y las emisiones de gases de escape.

Bajo el capó del CR-V, los clientes encontrarán un motor de gasolina i-VTEC de 2,0 litros o un motor diesel i-DTEC de 2,2 litros. Ambos se han desarrollado a partir de los motores disponibles en el CR-V actual, pero se han rediseñado totalmente centrándose en reducir las emisiones de CO2.

En el nuevo CR-V se ha logrado mejorar el ahorro de combustible y reducir las emisiones de CO2 sin que ello afecte al placer de conducción. La potencia y el par del motor i-DTEC se mantienen en 150 CV y 350 Nm, respectivamente, pero las emisiones de CO2 descienden de 171 g/km a 153 g/km (10%) en las versiones con transmisión manual y de 195 g/km a 175 g/km en las versiones equipadas con la transmisión automática de cinco velocidades.

Los sistemas ECON y Eco Assist de Honda también forman parte del equipamiento de serie del nuevo CR-V.

El nuevo CR-V marca la introducción de la tracción a las dos ruedas y mejoras en la suspensión y la dirección del automóvil. El equipo de desarrollo de Honda emprendió un amplio programa de pruebas en las carreteras europeas para mejorar la calidad de conducción del CR-V sin menoscabo de su confort, similar al de un turismo o su estabilidad a altas velocidades. La suspensión delantera tipo McPherson y la suspensión trasera multibrazo se han perfeccionado con un aumento del 10% en los coeficientes generales de amortiguación. El incremento de la rigidez de la carrocería – la rigidez a la flexión es de hasta un 7% y la rigidez torsional de hasta un 9% – permite que la suspensión funcione de una manera más eficaz.

El nuevo CR-V también es el último vehículo de Honda en incorporar los avanzados sistemas de asistencia al conductor (ADAS) de Honda. El ADAS incluye el sistema de mantenimiento de carril de Honda (LKAS), el control de crucero adaptativo (ACC) y el sistema de prevención y mitigación de impactos (CMBS), que advierte de una colisión inminente e incluso aplica los frenos para minimizar el posible impacto (en las versiones altas de la gama).

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *