Actualización del MITSUBISHI ASX

A pesar de la débil situación de la economía y la fuerte contracción del mercado de automóviles, el segmento de los vehículos tipo SUV de tamaño compacto, sigue ganando adeptos y en 2011 se ha mantenido casi en las mismas cotas del año precedente. Lo cual demuestra que esta fórmula, combinación entre funcionalidad, polivalencia, diseño SUV y capacidad 4×4, ha dado justo en la diana del gusto y las necesidades del público.

En el apartado de equipamiento, toda la gama incorpora detalles de interior que incrementan la percepción de calidad del conjunto, manteniendo el concepto de diseño funcional. Ahora el panel central está terminado en color negro titanio con efecto brillo, los mandos de la climatización son cromados, y se han insertado además aros cromados a los relojes del cuadro de instrumentos, el selector del sistema AWC y a los mandos del equipo de sonido. Todo lo cual realza la luminosidad del interior.

También se ha unificado con el mismo tejido de la tapicería de los asientos, el recubrimiento de la zona central de la puerta, creando un clima de mayor uniformidad y armonía estética.

Respecto al capítulo de la seguridad, además de la completa dotación de serie de la gama ASX que incluye entre otros elementos 7 airbags, ASTC controles de tracción y estabilidad activos, ABS con EBD, ESS sistema de señalización de frenada de emergencia, ahora además se incluye de serie en toda la gama el sistema de priorización del freno (BOS), un sistema que siempre antepone la acción de frenado frente a la de aceleración, en caso de aplicar los pedales de freno y acelerador al mismo tiempo.

En cuanto a la oferta mecánica se mantiene las tres opciones de motor, con los cuales se cubre la mayor parte de la demanda del segmento SUV compacto. Un gasolina 160 MPI de 117CV – 154 Nm de par, y dos opciones diesel, el 200 DID de 150CV – 300 Nm de par y el 180 DID de 116 CV y 270 Nm de par.

Esta última planta motriz ha recibido una serie de mejoras que han permitido conseguir una reducción significativa de los consumos (un 5,5% menos) y las emisiones de CO2 (136 g/km frente a los anteriores 145).

Estos son los principales cambios realizados:

• Turbo de menor tamaño, con nueva geometría interna y nuevo sistema de apertura de válvulas, que mejora la respuesta a bajas revoluciones.

• Optimización de la entrada de aire y reducción de la fricción interna.

• Modificación de las relaciones del cambio.

• Nueva calibración de la central ECU del motor.

• Mejor respuesta a bajas revoluciones, con el par máximo desde tan sólo 1.750 rpm hasta 2.250 (antes 2.000-2.500 rpm). Además, el régimen de potencia máxima desciende en 250 rpm.

También ahora las versiones con motor de gasolina 160 MPI aumentan la capacidad de remolque hasta los 1.200 kg (antes 1.100).

 

 

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *