Volkswagen Cross Coupé. El futuro próximo

El Cross Coupé marca la pauta del diseño futuro de los SUV de Volkswagen, también desde el punto de vista técnico, el deportivo Cross Coupé está basado en el nuevo sistema modular de Volkswagen de matriz transversal(MQB).

Los cortos voladizos de la carrocería son una de sus claras características. Este SUV de cuatro asientos está propulsado por dos motores eléctricos (uno delantero y uno trasero) y un motor TSI de gasolina e inyección directa. El Cross Coupé puede recorrer 40 kilómetros con propulsión eléctrica. La tracción directa con “eje de accionamiento eléctrico” representa toda una innovación para Volkswagen, con el eje posterior impulsado por el motor eléctrico trasero. En esta situación, la energía del motor eléctrico trasero proviene del delantero, que durante esta fase actúa como generador alimentado por el motor TSI.

En este modelo, el flujo de energía eléctrica sustituye a la transferencia de potencia a través de un eje de transmisión y esto crea espacio para otro importante avance tecnológico: el túnel central que suele albergar el eje de la transmisión acoge la batería de iones de litio. La baja posición de dicha batería y la disposición general de los sistemas de tracción dan al vehículo un centro de gravedad muy bajo y facilitan la distribución equilibrada de la carga entre ejes. Aunque ofrece las cualidades de un SUV, muestra el manejo dinámico de un coupé.

Cross Coupé con distancia entre ejes larga y voladizos cortos

Menos vertical que otros vehículos todoterreno. Con 4.345 mm, el prototipo que se muestra en Tokio es más largo que el Golf y más corto que el Tiguan. La anchura de 1.868 mm y la altura de 1.523 mm también se sitúan entre la de los dos modelos citados. Respecto a estas dimensiones, el Cross Coupé está entre lo más demandado en el segmento A. También es destacable que, con 2.630 mm, este prototipo cuenta con una distancia entre ejes larga (52 mm más que el Golf y 26 más que el Tiguan). Los voladizos de la carrocería son consecuentemente cortos (855 mm delante y 860 detrás). Con la combinación de estas dimensiones, las proporciones generales son muy ágiles. La imagen poderosa está reforzada por los anchos de vía de 1.585 mm delante y 1.613 detrás.

Cifras off-road como un SUV

Lejos de las carreteras asfaltadas, el Cross Coupé ofrece unos datos de carrocería que lo sitúan entre los todoterreno clásicos. El ángulo de ataque delantero es de 24,2 grados y detrás pasa a ser de unos excelentes 32,5. El Cross Coupé está también dotado de una distancia al suelo muy buena para la conducción off-road.

Ergonomía para viajes largos

El Cross Coupé está equipado con cuatro asientos individuales, que han sido diseñados como butacas con los reposacabezas sólidamente integrados. Estos asientos cuentan con unas grandes cualidades ergonómicas. Los cuatro pasajeros cuentan con un gran espacio a su alrededor, y los asientos traseros y del acompañante se pueden plegar totalmente para cargar tablas de surf, parapentes u otros objetos voluminosos. Además, cuentan con un recubrimiento sintético que los protege cuando se depositan objetos sobre ellos. El espacio de carga es de 380 litros (hasta el borde la ventana). Si el interior del modelo, de 1.724 mm de longitud, se carga hasta el techo desde los respaldos de los asientos delanteros, la capacidad se incrementa hasta los 1.230 litros.

Eje trasero con motor eléctrico.

El Cross Coupé cuenta con tres motorescque trabajan juntos en un eficiente sistema híbrido. Delante, bajo el capó, está el TSI de gasolina de 150 CV, que genera un par motor máximo de 210 Nm, y un motor eléctrico de 55 CV y 180 Nm de par motor máximo. Juntos o por separado, estos dos motores actúan sobre el eje delantero. Si el Cross Coupé se utiliza en la configuración de tracción a las cuatro ruedas o únicamente en modo eléctrico, entra en escena otro motor eléctrico, que actúa sobre las ruedas traseras y se ha integrado a la unidad coaxial del eje trasero. Genera hasta 115 CV y un par motor de 270 Nm. La potencia total de los tres motores llega a los 265 CV. Cuando el vehículo se conduce en modo únicamente eléctrico, los motores reciben la corriente de la batería de iones de litio de ocho módulos. Esta batería alberga 9,8 Kwh de energía y está situada en el centro del túnel central, donde se ubica el eje de la transmisión en un SUV convencional. El módulo de control de la energía, que funciona a 370 voltios, está integrado en el compartimento del motor y distribuye la energía desde y hacia la batería y a los motores eléctricos. Mientras, el sistema eléctrico de bajo voltaje del Cross Coupé está asistido por los 12 voltios de un convertidor DC/DC. El sistema de propulsión eléctrica no hace sacrificar espacio en el interior del vehículo. La batería puede cargarse a través de fuentes externas (conexión de 230 voltios) o en movimiento a través del motor TSI o el regenerador (ambos ejes).

Consumo de 2,7 litros a los 100

Con el depósito totalmente lleno, el Cross Coupé pesa 1.748 kg (58% en el eje delantero y 42% en el trasero). Puede cargar con 450 kg y recorrer hasta 40 km con alimentación totalmente eléctrica, por lo que no genera emisiones.

En el Nuevo Ciclo Europeo de Conducción (NEDC), el motor TSI consume 2,7 litros a los 100 km, mientras que las emisiones quedan limitadas a 62 gramos de CO2 por km. Con una capacidad del depósito de 55 litros, la autonomía teórica en modo híbrido es de 815 kilómetros, que pasan a ser 855 añadiendo el modo eléctrico.

Sostenible pero dinámico

Pese a centrarse en la sostenibilidad, el coche que se muestra en Tokio es deportivo. El Cross Coupé acelera de 0 a 100 km/hora en tan solo 7 segundos y logra una velocidad punta de 120 km/h. Con propulsión únicamente eléctrica, la velocidad máxima baja a los 120 km/hora. Los datos de consumo y rendimiento se ven favorecidos por la aerodinámica del modelo, que, combinada con el bajo peso (para un SUV), produce un muy buencoeficiente de penetración aerodinámica de 0,329.

Cómo trabaja el sistema híbrido. Ambos motores eléctricos ayudan a impulsar al TSI durante la aceleración. Como se ha mencionado anteriormente, pueden propulsar al prototipo por su cuenta a lo largo de una distancia de hasta 40 km, según las condiciones. En esta situación, el embrague desacopla el motor TSI del tren motriz y éste queda desconectado. Sin embargo, por el lado de la caja de cambios el embrague sí permanece cerrado, por lo que la transmisión DSG de siete velocidades sigue conectada. Los conductores del Cross Coupé pueden escoger hacer trayectos relativamente largos solo con potencia eléctrica (siempre que la batería tenga suficiente carga).

Para hacerlo, el conductor simplemente presiona el pertinente botón de modo de conducción en la consola central, junto a la palanca de cambio. En el momento en el que vuelve a requerirse la acción del TSI, debido al poco nivel de carga de la batería o cualquier otro parámetro, el motor vuelve a encenderse –de forma casi imperceptible para el conductor y los pasajeros– y suavemente se acopla de nuevo al tren motriz.

Proceso de carga presionando un botón. Siempre que se accionan los frenos del Cross Coupé, ambos motores eléctricos actúan como generador, utilizando la energía de frenado para cargar la batería (regeneración de batería). El conductor también puede (a través de otro botón al lado de la palanca de cambio) cargar a consciencia la batería a través del motor TSI – por ejemplo, para disponer de suficiente potencia eléctrica para más tarde conducir por una zona regulada con paso exclusivo para los vehículos eléctricos con cero emisiones.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *