Nueva generación de la Clase M de Mercedes

La tercera generación de la Clase M de Mercedes-Benz destaca especialmente por su bajo nivel de consumo y emisiones. Los modelos de la nueva gama precisan en promedio 25% menos combustible que sus predecesores. Estará disponible en otoño e 2011

Hay que destacar al ML 250 BlueTEC 4MATIC, con un consumo mixto en el nuevo ciclo normalizado europeo de sólo 6,0 l/100 km (158 g CO2/km), capaz de recorrer hasta 1.500 kilómetros con el contenido del depósito. Por otro lado, el aumento de la eficiencia de los vehículos de la Clase M no conlleva una pérdida de la fascinación, fruto de la combinación de agilidad y elevado confort. El ML convence además con la tracción permanente 4MATIC, mejoras en el tren de rodaje e innovadores sistemas de control de la estabilidad, que mejoran sus propiedades en carretera y campo a través. Como no podía ser de otro modo en un vehículo con la estrella, la nueva generación de la Clase M cuenta con un paquete completo de equipos y medidas de seguridad activa y pasiva. El diseño inconfundible de la carrocería y el habitáculo variable con un ambiente de bienestar completan una experiencia de conducción inolvidable.

Una gama de motores modernos con reducción sistemática de la cilindrada, el mejor coeficiente de resistencia aerodinámica cx en esta categoría y amplias medidas BlueEFFICIENCY contribuyen a la excelente eficiencia energética de la Clase M. Propulsores diésel BlueTEC y la nueva generación de motores de gasolina BlueDIRECT constituyen la base de la elevada rentabilidad y del excelente equilibrio ecológico. Los aspectos más destacados en la gama de motores diésel, disponibles exclusivamente en ejecución BlueTEC con técnica SCR para depuración de los gases de escape, son el downsizing y la nueva generación del motor V6 CDI.

En el ML 250 BlueTEC, el motor V6 de 3 litros de la generación anterior se sustituye por el motor de cuatro cilindros con homologación Euro 6 que impulsa también la Clase S. En el ML 350 BlueTEC se incorpora un grupo V6 de 3 litros, profundamente renovado, que satisface igualmente los requisitos de la normativa Euro 6 y brinda mejores prestaciones en combinación con un consumo más bajo. El aumento de eficiencia se debe, entre otras medidas, al empleo de la innovadora tecnología de proyección térmica LDS, empleada desde 2005 en los motores de altas prestaciones de AMG. Teniendo en cuenta la experiencia positiva recogida hasta ahora, Mercedes-Benz ha asumido esta tecnología de revestimiento de las camisas de los cilindros y la ha adaptado al motor diésel V6. El nuevo acabado reduce sensiblemente la fricción en el interior del motor. Al mismo tiempo disminuye el peso en 4,3 kg, pues se suprimen las camisas de fundición gris caladas en el bloque motor de las mecánicas con tecnología convencional. Las ventajas son impresionantes: esta medida es suficiente para reducir el consumo de combustible en un 3% aproximadamente.

El modelo de gasolina ML 350 4MATIC BlueEFFICIENCY convence a su vez con la técnica de la nueva generación de motores BlueDIRECT. Esta mecánica trabaja con inyección directa guiada de gasolina de tercera generación, nuevos inyectores piezoeléctricos con una presión de inyección de 200 bares, encendido múltiple «Multi Spark Ignition, MSI» y un innovador procedimiento de combustión estratificada.

Una cifra especialmente impresionante es la autonomía teórica con el contenido del depósito. Si se asume un consumo mixto en el ciclo normalizado europeo de 6,0 l/100 km, los 70 litros que contiene el depósito de serie permiten al ML 250 BlueTEC 4MATIC recorrer unos 1.170 kilómetros sin necesidad de parar a repostar. Si se elige el depósito de 93 litros disponible como equipo opcional, la autonomía entre dos paradas en la gasolinera puede ascender incluso a 1.500 kilómetros.

Junto a la moderna técnica de los motores, el bajo nivel de consumo de combustible se debe también a un amplio paquete de medidas BlueEFFICIENCY. Entre ellas cabe mencionar la función de parada y arranque incorporada de serie, el nuevo cambio automático de siete velocidades 7G-TRONIC PLUS con un nuevo convertidor de par de mayor eficiencia, cojinetes con menores pérdidas por fricción y la gestión térmica del aceite del cambio. También ayudan a mantener reducido el consumo los diferenciales de fricción reducida en los ejes, la dirección electromecánica y los neumáticos con menor resistencia a la rodadura.

Medidas sistemáticas de construcción ligera han permitido a los ingenieros encargados del desarrollo de la nueva Clase M reducir el peso del vehículo a pesar del aumento del equipamiento en comparación con su predecesor. Junto a muchas otras medidas, se utilizan aleaciones de aluminio ligeras y resistentes para los brazos del eje delantero y el eje trasero, el capó y las aletas. El travesaño del tablero de instrumentos es de magnesio.

En el desarrollo de la Clase M se ha hecho uso por vez primera de una herramienta concebida por Mercedes-Benz para el análisis exhaustivo del consumo de energía del vehículo. Este innovador método de trabajo brinda posibilidades inéditas de optimizado del vehículo, hasta el componente más pequeño, y se utilizará en el futuro en todas las series nuevas de modelos. Un análisis exacto y detallado del flujo de energía en el vehículo completo (Tank-to-Wheel, ‘del depósito a la rueda’) permite a los ingenieros optimizar hasta el último detalle todos los grupos relevantes para el consumo.

El coeficiente de resistencia aerodinámica cx=0,32 de la nueva Clase M (ML 250 BlueTEC) es la nueva referencia en esta categoría de vehículos (resistencia aerodinámica cxx A = 0,92 m², en el modelo anterior 0,94 m²). El flujo perfecto del aire en torno al vehículo es el resultado de exhaustivas simulaciones con los llamados «prototipos digitales» y el optimizado final en el túnel de viento. Los factores decisivos para la baja resistencia aerodinámica son el cuerpo básico aerodinámico de la carrocería, en donde se ha optimizado la forma del paragolpes delantero con spoiler frontal integrado, de los montantes delanteros y del spoiler del techo, así como mejoras en numerosos detalles, como por ejemplo:

Hermetizado del entorno del radiador con persiana regulable delante del ventilador, Juntas hermetizadas entre el capó y los faros, Spoilers delante de las ruedas delanteras, Salidas de aire en el revestimiento de los pasos de ruedas delanteros, Nuevas carcasas de los retrovisores exteriores

Spoiler de techo optimizado, Spoilers laterales en la luneta trasera (ML 250 BlueTEC 4MATIC), Revestimiento de los bajos y el compartimento del motor, Llantas de aleación optimizadas desde el punto de vista de la aerodinámica (modelos diésel)

La nueva Clase M brinda un confort elevado, una maniobrabilidad dinámica en carretera y una excelente aptitud para todoterreno, incluso con el equipamiento de serie. En los modelos de la Clase M con suspensión mecánica se incorpora por primera vez un tren de rodaje con sistema de amortiguación selectivo. Durante la circulación normal por carreteras con un perfil moderado, o al conducir a baja velocidad fuera del asfalto, el sistema responde con suavidad, lo que favorece tanto el bienestar de los ocupantes como la aptitud para todoterreno del vehículo. Si el conductor cultiva un estilo de conducción más deportivo o si tiene que realizar maniobras abruptas de cambio de carril, los amortiguadores asumen un reglaje más duro para mejorar la estabilidad. El conductor de la Clase M cuenta con la ayuda de una dirección electromecánica que presta la asistencia ideal en cada situación. Al aparcar o al maniobrar se cuenta con la asistencia máxima de la servodirección. El SUV se distingue además por el menor diámetro de giro en su segmento de mercado. La Clase M puede cambiar de sentido sin maniobrar en calles de 11,80 metros de anchura. A alta velocidad se reduce la servoasistencia para mejorar la estabilidad.

En los modelos ML 350 BlueTEC 4MATIC y ML 350 4MATIC BlueEFFICIENCY se implementa de serie un programa para todoterreno con numerosas funciones que refuerzan la idoneidad del vehículo para moverse por zonas agrestes. Este programa incluye, además de la tracción integral permanente 4MATIC y el sistema electrónico de tracción 4ETS, un interruptor para todoterreno, que activa un programa especial de conducción:

El paquete ON&OFFROAD de la nueva Clase M cuenta con seis programas de conducción que optimizan el dinamismo y la seguridad del vehículo, poniendo a disposición del conductor la estrategia ideal para controlar la propulsión en las condiciones de marcha más variadas, tanto en carretera como campo a través. Se ofrecen un programa automático, dos programas especiales para todoterreno y tres programas para carretera.

Para seleccionar el programa deseado se utiliza un conmutador giratorio en la consola central. La unidad de control adapta los ajustes de AIRMATIC y de la cadena cinemática a los requerimientos específicos. Los seis programas de conducción, en detalle:

Automático: cubre la mayoría de las situaciones que se presentan en la conducción diaria

Todoterreno 1: terrenos poco accidentados, pistas, caminos sin asfaltar

Todoterreno 2: terrenos más exigentes con tramos de escalada

Invierno: para conducir por carretera en invierno con lluvia helada, nieve, hielo o con cadenas para nieve

Sport: para la conducción abiertamente deportiva en trayectos con muchas curvas

Remolque: optimiza la puesta en marcha, las maniobras y la respuesta de los frenos en los descensos con un remolque acoplado.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *