CDR

Nada paradójicamente, lo que ahora llamamos populismos desconfían tremendamente del pueblo. En cuanto pueden, arman grupos, mejor si jóvenes, para “atizar” con sus ideas a los que piensan de manera diferente. Así lo hicieron los chavales leninistas encargados de “propagar” las nuevas ideas revolucionarias; y las SA hitlerianas; y los Guardias Rojos de la Revolución […]