De todo menos de cine en los Goya

El festival de Cannes, tras su aparato mediático de alfombra roja y glamour, esconde un encuentro, similar a las viejas ferias, de profesionales del cine que, entre pase y pase, hacen numerosos negocios. Los Oscar y los Goya han tomado el modelo de postureo y reivindicación, pero se han olvidado de lo importante, del cine que, después de todo, es de lo que tratan.

La ceremonia de los Goya celebrada ayer sábado volvió a mostrar la imposibilidad de convertir una entrega de premios en un espectáculo mínimamente decente. Aún menos si se contrata a dos presuntos cómicos para llevar el peso del escenario.

A cambio, se juntaron numerosas reivindicaciones que, por diversas en exceso, terminaron diluyéndose. Las peticiones para que se bajara el IVA -reivindicación justa y necesaria-, para establecer cuotas en el sector, para que el mundo se ajuste a sus querencias, para recordar el "No a la guerra"... ocultaron en parte la reivindicación feminista para la que se suponía la gala iba a servir de plataforma.

Aun así, el #masmujeres brilló de alguna manera y, salvo lo de las cuotas, sirvió para exigir un mundo más justo y más igualitario. ¿Y el cine? Pues por allí debía de andar, supongo.

La gran triunfadora de la noche, con tres estatuillas, fue La librería, de Isabel Coixet, pese a que Handia ganó otras 10. La película de la directora catalana era la más conocida entre un grupo de candidatas que apenas han importado o atraído al público.

La primera pregunta que surge, pujante, es si Coixet y Carla Simón (Goya a la mejor dirección novel) ganaron sus premios por su buen hacer o por ser mujeres. Y es que las reivindicaciones contra el sexismo siempre me surgen estas dudas.

En cualquier caso, el gran problema de la gala de los Goya 2018 fue su duración y pátina pelmaza. Si la gente del cine es incapaz de montar un mejor espectáculo, algo huele a podrido en Dinamarca. A pesar de ello, supongo que el total de la audiencia de la emisión televisiva fue mayor a cualquiera de las películas que se llevaron los principales premios.