Duelo de titanes

Wyatt Earp enciende una modesta lámpara de gas; de repente, la pantalla se ilumina toda, dejando claro que alguien ha encendido un foco. Doc Holliday, embutido en unas entalladísimas chaquetas, camina con unos tacones dignos de una gran pasarela. Un rufián muere en tres segundos cuando uno de los dos protagonistas le lanza una pequeña […]