Gil Parrondo

Los decorados, antaño artesanales, hogaño virtuales, son parte esencial para que una película adquiera la pátina de verosimilitud que requiere cualquier producción cinematográfica. Es un elemento más, indispensable, de la magia del cine. Los decorados, empero, no tienen que ser reales, ni siquiera realistas; solo parecerlo. Por ejemplo, si ves de cerca una estantería de […]