Prince

Aún recuerdo, finales de los 80, cómo participaron los vídeos de Prince en la promoción de Batman de Tim Burton. De nuevo las canciones del recientemente fallecido compositor irrumpían con fuerza en la escena del espectáculo y creaban tendencias, no solo musicales.

Prince fue un genio único en el panorama de la música moderna. Curiosamente, nació, como Bob Dylan, en el estado de Minnesota y, como este, muchas de sus canciones se hicieron más famosas cuando otros las versionearon.

Por ejemplo, todos recordamos el espléndido vídeo de Sinead O´Connor cantando Nothing compares 2 U, o el Kiss de Tom Jones o a Cindy Lauper interpretando When you were mine.

Pocos músicos experimentaron tanto como Prince que, con su ingente talento musical, podría haber transitado caminos sencillos para liderar las listas de éxitos. Este espíritu inquieto, estrafalario hasta el extremo, quiso alejarse de las grandes discográficas, lo que le apartó de los focos y mermó su popularidad entre el gran público, camino opuesto a la creciente mediocridad de los éxitos que cada día soportamos gracias a la tiranía de no sé qué prebostes sin oído.

Es una lástima que su paso presencial por el cine fuese tan errático. Sin embargo, el disco Purple Rain fue quizás su mayor éxito, gracias sobre todo a la canción homónima, un tema inolvidable que trasciende géneros y épocas.

Precisamente, en los vídeos de Purple Rain en directo -como el incluido abajo- podemos observar una cualidad de Prince que se suele olvidar: era un espléndido guitarrista.

Prince ha fallecido para entrar en el panteón de las estrellas del pop-rock que sucumbieron a la fama. Pero, como todos sus compañeros en la muerte prematura, siempre nos quedarán sus muchas canciones, interpretadas o no por él.

https://www.youtube.com/watch?v=F8BMm6Jn6oU