Excesos sin mesura

En un país como España, donde la Freedonia de los hermanos Marx tiene más sentido que la república catalana, o donde el presidente del Gobierno, presuntamente registrador de la propiedad, ignora los intríngulis de la nacionalidad española, es difícil enfrentarse a la comedia del absurdo. Solo genios como Mihura o Jardiel salieron airosos del reto. […]