Mala con pretensiones

Afirmaba Coucheau que no hay nada más soporífero que una película pretenciosa con menos chispa que un triste y solitario peta zeta. En un filme flojo de bajo presupuesto que no busca nada más que cubrir gastos siempre se puede encontrar algún detalle, banal e insignificante o simplemente chapucero, que tenga su gracia. Algo que […]