Blue Jasmine

Woody Allen ha estrenado otra película, “Blue Jasmine”. Hay que reconocer el mérito de este director, que sigue lanzando una película al año desde hace cuatro décadas. Y este domingo cumple 78 años. En ese sentido, que haya perdido fuerza es lógico y perdonable. Lástima que cada nuevo filme nos sumerja en una profunda nostalgia por lo enorme que llegaron a ser sus creaciones.

Allen, en su carrera, ha rodado magníficos dramas, como “Otra mujer”, “Match point” o “Delitos y faltas” –la parte cómica de esta última deviene, finalmente, en tragedia–, todas ellas magníficos ensayos sobre la existencia y las contradicciones humanas.

“Blue Jasmine” es puro drama. Cuenta, en dos secuencias temporales que transcurren paralelamente, el fracaso vital de una mujer de mediana edad; llegó a tenerlo todo sin responsabilizarse de nada hasta que sus nervios quebraron y tornó en un ser perdido, incapaz de vivir, de enfrentarse a la verdad, a sus demonios.

Aunque el filme supone ser una perfecta disección de una mente enferma, carece de la fuerza dramática que antaño tuvo Woody Allen. Le falta una trama mejor construida, menos previsible… diálogos más intensos, personajes secundarios más profundos, situaciones mejor desarrolladas. Y, sin embargo, algo tiene, porque el genio no es algo que se pierda completamente.

Lo que resulta memorable de “Blue Jasmine” es la interpretación de Cate Blanchett, que ha sabido construir un personaje impecable en todas las facetas. Su actuación compensa con creces el precio de la entrada. Solo que despierta de nuevo la nostalgia: esta inmensa actriz, en otra época, habría tenido una filmografía muchísimo mejor.

A pesar de que este no es de los mejores filmes de Woody Allen, con su cine cine aparentemente neutro retrata el alma humana en toda su intensidad. Su cine es íntimo, pero tan directo y lúcido que, hasta en su época final, seguramente decadente, consigue que nos planteemos preguntas importantes. El cine no es inofensivo. Y menos cuando nos encontramos ante el gran analista de la mente humana de los últimos 40 años.