Huelga de fin de curso

Stefan Zweig, al recordar sus tiempos escolares, escribió que “nuestra capacidad de entusiasmo no tenía límite: durante las horas de clase, yendo o volviendo de la escuela, en el café, en el teatro, durante los paseos, nosotros, mozalbetes de bigote incipiente, no hacíamos más que hablar acerca de libros, cuadros, música y filosofía”. ¡Benditos tiempos […]