Las enfermedades infecciosas desplazarán al cáncer como la primera causa de muerte en 2050

España es el único país europeo que no reconoce la especialidad, lo que imposibilita tener un marco formativo adecuado

Enfermedades infecciosas originadas por bacterias

EFEEnfermedades infecciosas originadas por bacterias

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha advertido este miércoles de que las enfermedades infecciosas serán la primera causa de muerte en 2050; sin embargo, España es el único país europeo que no reconoce la especialidad, lo que imposibilita tener un marco formativo adecuado.

En rueda de prensa en la presentación del libro 'Las enfermedades infecciosas en 2050', el presidente de la SEIMC, Antonio Rivero, ha subrayado las graves consecuencias de las enfermedades infecciosas en los próximos 30 años y ha insistido en que "no reconocer" la especialidad supone que no se ponga en marcha la formación de los nuevos especialistas, "y esta es la vía MIR por la que se forman el resto de las especialidades médicas".

Rivero ha considerado que esta situación "insólita" en España, que ha achacado a la "falta de voluntad política", contrasta con la gran dimensión que alcanzan las enfermedades infecciosas complejas en los últimos y la enorme demanda asistencial que originan. Y ha recordado que la falta de esta especialidad tiene su principal repercusión en los pacientes al no poder garantizarles continuidad en la asistencia.

Según este experto, las enfermedades infecciosas serán uno de los mayores problemas de salud en el año 2050, y las infecciones con peor pronóstico son aquellas en las que hay resistencia a los antimicrobianos pero también las fiebres hemorrágicas o las infecciones emergentes por zoonosis (enfermedades que se transmiten entre los animales y el hombre), en aumento por el cambio climático.

En esta misma línea, el vicepresidente de la SEIMC, Federico García, ha asegurado que existe "una falsa percepción de que los sofisticados sistemas asistenciales y el arsenal terapéutico antiinfeccioso disponible son capaces de resolver cualquier amenaza infecciosa", y ha precisado que "las nuevas amenazas zoonóticas desmienten tan erróneos augurios".

Por su parte, el jefe del servicio de microbiología del hospital universitario Ramón y Cajal, Rafael Cantón, ha recordado que en 2019 se produjeron en el mundo 1,27 millones de muertes relacionadas con infecciones por bacterias resistentes.

Recientemente, la OMS ha situado las resistencias bacterianas entre los 10 primeros problemas de salud pública que afectan a la humanidad y ha exhortado a los gobiernos a adoptar acciones frente a este problema global.

Finalmente, Cantón ha alertado de que, incluso antes de 2050, podría ocurrir que la mortalidad en el mundo por infecciones por bacterias multirresistentes supere a las debidas al cáncer, "y ello conllevará que no se puedan abordar procedimientos médicos habituales como intervenciones quirúrgicas o trasplantes de órganos".

Respecto a la infección por SARS-CoV-2 y el aumento de casos en ingresos hospitalarios en las últimas semanas, estos expertos han coincidido en que lo previsible es que estos incrementos sean "modestos y limitados".

También han explicado que lo que produce la hospitalización de personas por SARS-CoV-2 es "descompensación de patología crónica" por lo que los casos de neumonía con insuficiencia respiratoria, que era lo habitual en el inicio de la pandemia, "ahora no son una realidad" salvo en caso de inmunodeprimidos, donde la infección sí es la causa con la posibilidad de complicaciones graves e incluso la muerte.

Sobre el autor de esta publicación