SEGÚN UN ESTUDIO

Hallan 61 genes nuevos implicados en el riesgo de desarrollar un ictus

Los investigadores han demostrado que la suma de los factores de riesgo genético predicen el riesgo futuro de ictus

EUROPA PRESSImagen de archivo

Investigadores del Instituto de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau - IIB Sant Pau, de Barcelona, han participado en un estudio internacional en el que ha encontrado 89 genes implicados en el riesgo de desarrollar un ictus, de los que 61 no se habían descrito previamente.

La revista 'Nature' ha publicado los resultados del trabajo en el que han analizado datos por medio de estudios de asociación del genoma completo (GWAS) de más de 1,5 millones de pacientes, de los que más de 100.000 han sufrido un ictus, ha informado en un comunicado este miércoles.

El ictus es una de las principales causas de muerte pero, hasta ahora, los estudios de factores de riesgo genéticos de la enfermedad habían analizado principalmente muestras de personas de origen europeo y, según los autores, el trabajo más grande tenía datos de 67.000 pacientes y 500.000 controles sanos.

El equipo investigador ha reivindicado que han elaborado el estudio "más amplio y completo" hasta la fecha: han realizado el análisis de asociación del genoma completo en 1.503.898 participantes, de los que 110.182 han sufrido un ictus de cinco ascendencias diferentes.

Han realizado este trabajo con la participación del consorcio internacional International Stroke Genetics Consortium, del que forma parte el consorcio español GeneStroke Consortium y la cohorte española GCAT|Genomes for Life.

Los investigadores también han demostrado que la suma de los factores de riesgo genético predicen el riesgo futuro de ictus, independientemente de los factores de riesgo clínicos, después de analizar los datos de 52.600 personas con enfermedad cardiometabólica.

Al conocer mejor los mecanismos implicados en el desarrollo del ictus, se pueden buscar nuevos tratamientos dirigidos, evaluar la eficacia de fármacos ya aprobados para otras enfermedades que puedan servir para tratar a este tipo de paciente y hacer prevención en aquellas personas con alto riesgo por sus características genéticas.