¿Por qué la radio canta los goles antes que la tele?

Seguro que os ha pasado. Estás viendo un partido en la tele y no soportas a los locutores. Decides poner la radio y escucharlo por ahí, pues las retransmisiones radiofónicas siempre son más amenas y divertidas. Y de pronto… cantan gol. Y en la tele el balón está en el centro del campo. Tres segundos después, por fin, el balón entra en la portería. Pero tu adrenalina está por los suelos. El gol ha perdido toda su emoción. Pero, ¿por qué pasa esto?

El sonido y la luz son ondas muy distintas. El sonido necesita de un medio para transmitirse. Ese medio es el aire. Por eso, en el espacio exterior las naves espaciales no suenan, pues no hay aire, aunque nunca nos lo hayan contado así en el cine. El sonido es una onda longitudinal y produce un cambio de presión en el aire.

radio

Por otro lado, la luz es una onda electromagnética, una vibración de los campos eléctricos y magnéticos. Y al contrario del resto de ondas, la luz sí puede propagarse en el vacío. Pero haciendo un poco de caso omiso a esto, sí surge una pregunta básica: Si la luz viaja a 300.000 kilómetros por segundo y el sonido a 240 metros por segundo, ¿por qué llega antes el sonido de la radio que la imagen de la tele?

El gran divulgador Javier Santaolalla lo explica muy bien en su videoblog “Date un voltio”. “El sonido se recoge por un micrófono que transforma la onda de presión en una corriente eléctrica que luego nosotros codificamos como ceros y unos (0 1) y enviamos como una onda electromagnética”. Una tasa de bits normal para transmisión de audio es de 128 kb/s. Es decir, se necesitan algo más de 128.000 bits por cada segundo de voz que se envíe.

En cambio la imagen se capta por una cámara y la imagen final está formada por píxeles, que son esos pequeños puntitos de color que conforman la imagen final. El formato de televisión que usamos actualmente, el HDTV o televisión de alta definición, emplea entre un millón y dos millones de píxeles por cada imagen. Los vídeos están formados por una sucesión rápida de imágenes que pasan a tal velocidad que nos dan sensación de movimiento continuo. En cine se usan 24 fotogramas por segundo. En televisión, 25 fps (frames por segundo). Así que el número de bits que necesitamos para codificar un segundo de vídeo es de unos cuantos megabits por segundo. Esto quiere decir que necesitamos unas 100 veces más de capacidad para procesar y almacenar vídeo respecto al audio.

velocidad de la luz radio

Es decir, aunque el audio es una onda de presión que viaja a velocidad del sonido, se transmite en el fondo como una onda electromagnética que viaja a velocidad de la luz. Audio y vídeo, radio y televisión, envían sus señales como ondas electromagnéticas y ambas viajan a la velocidad de la luz. Así que la diferencia no es que uno viaje más lento que otro, sino que la imagen viaja con mucha más información, por eso tarda en procesarla más.

Así que, a partir de ahora, si quieres escuchar el partido por la radio no te cabrees, pues hay una explicación científica que demuestra por qué los goles los escuchas antes por ahí. Pero ya está todo estudiado. De hecho, si quieres seguir el partido de fútbol por la tele o vía online, pero escucharlo por la radio, ya existen programas para sincronizar audio y vídeo. Eso sí, tendrás que escuchar la radio online. Un saque de banda o un tiro a puerta son perfectos para controlar el desfase que existe entre imagen y sonido y retener la retransmisión para cuadrarla con la tele. Así que, ya no tienes excusa. ¡A disfrutar!

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *