Emilio Herrera, el científico español olvidado

En 2017 se celebran efemérides de postín. Se cumple, por ejemplo, el primer centenario de la Revolución Rusa y el cuarto centenario del nacimiento del pintor Bartolomé Esteban Murillo. Pero en 2017 se cumple también medio siglo del fallecimiento del científico granadino Emilio Herrera Linares (1879-1967), un ingeniero olvidado y que fue el inventor de, entre otras cosas, el traje espacial.

Los viajes al espacio siempre han tenido sello estadounidense o ruso. Sin embargo, este tipo de trayectos no habrían podido hacerse realidad sin el gran trabajo llevado a cabo por Emilio Herrera que, en concreto, fue el impulsor de la escafandra estratonáutica, un traje capaz de mantener una presión atmosférica adecuada en zonas inviables para la vida humana como el espacio exterior. El invento del técnico español posibilitó el estudio de la estratosfera a través de globos aerostáticos que alcanzaban los 26 kilómetros de altitud.

emilio herrera linares

El traje, cuya elaboración concluyó en 1935, estaba equipado con un sistema de calefacción, otro de respiración y un casco que impedía la entrada de rayos solares perjudiciales. Además, contaba con un micrófono para poder comunicarse con la base. Pero, ¿cómo hacía para incomunicar el cuerpo de las amenazas externas? Para conseguirlo, Emilio Herrera ideó una capa recubierta de metal plegado que, a su vez, facilitaba el movimiento de las articulaciones. Tanto gustó su invento, que la NASA utilizó su escafandra, perfeccionada, para enviar a Neil Armstrong a la Luna. A su vuelta, el astronauta regaló un fragmento de roca lunar a uno de los trabajadores de la agencia estadounidense, que decidió cederla al Museo de Aeronáutica y Astronáutica de España en homenaje a Herrera, que había muerto dos años antes.

Silenciado por el Franquismo

emilio herrera traje

Pero, si España contó con un ingeniero tan importante como Emilio Herrera, ¿por qué apenas conocemos su nombre? Fácil: apoyó a la República y acabó exiliado, primero en Chile y después en Francia. Pero tan capaz era el ingeniero Herrera, que hasta el propio Régimen de Vichy en Francia y el Gobierno alemán de Hitler le ofrecieron trabajar en el denominado Laboratorio de Vibraciones de Berlín, propuesta que vetó el Gobierno del General Franco, pero que el propio Herrera rechazó frontalmente por principios.

Continuó dedicándose a la investigación aeronáutica y científica, colaborando en revistas francesas y sobreviviendo gracias a sus derechos de patentes de un sistema de doble proyección geográfica y un flexicalculador para resolver funciones matemáticas e integrales elípticas. Era seguidor y defensor de la teoría de la relatividad de Albert Einstein, con quien tuvo amistad personal a raíz de la visita a España que el científico alemán realizó en 1923. También fue laureado por la Academia de Ciencias de Francia por sus estudios sobre aeronáutica y astronáutica, ingresó en la Office National d’Études et de Recherches Aérospatiales (ONRA) y fue nombrado consultor de la UNESCO sobre temas de física nuclear, cargo del que dimitió al ser aceptado el ingreso del régimen franquista en la ONU.

emilio herrera 02

Y es que Herrera fue reconocido internacionalmente por su firme política antifranquista, formando parte de varios gabinetes del Gobierno de la República española en el exilio como ministro de Asuntos Militares y, entre 1960 y 1962, como presidente del Gobierno republicano español en el exilio.

Aunque con la llegada de la democracia, Herrera fue homenajeado, especialmente en su ciudad natal, el granadino sigue siendo hoy un verdadero desconocido para la mayor parte de la sociedad española. De hecho, apenas no se estudia en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos que él mismo fundó con el nombre de Escuela Superior de Aerotécnica. Por eso, podría resultar muy interesante aprovechar 2017 para, coincidiendo con el 50 aniversario de su muerte, recuperar un poco de su memoria y de su incalculable legado científico.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *