Los amputados podrían recuperar el sentido del tacto

La ciencia avanza a pasos agigantados y así lo demuestra el último hallazgo protagonizado por científicos de la Universidad de Chicago y de la Case Western Reserve University que han encontrado una manera de producir sensaciones realistas de tacto en dos personas amputadas, gracias a la estimulación directa del sistema nervioso. En concreto, tal y como publican en la revista Science Translational Medicine, han creado unas prótesis que transmiten al amputado la sensación del tacto, necesaria para determinar la presión que deben aplicar sobre objetos y personas.

Los científicos e ingenieros que trabajaron en esta investigación recrearon con impulsos eléctricos el modo en que el sistema nervioso interpreta la percepción táctil. “La capacidad de determinar cuánta presión se aplica es clave para la manipulación compleja de objetos y para las interacciones humanas”, explicó en un comunicado Dustin Tyler, ingeniero biomédico y profesor de la Universidad Case Western Reserve.

sensacion tacto amputados

El estudio confirma una investigación anterior que demostraba cómo el sistema nervioso codificaba la intensidad y la magnitud de las sensaciones. En la segunda publicación, el neurocientífico Sliman Bensmaia, de la Universidad de Chicago, consiguió recrear el sentido del tacto en pacientes amputados o tetrapléjicos gracias a dispositivos neuroprotésicos.

Pero hubo que esperar un poco más. Concretamente hasta el 13 de octubre. Fue entonces cuando este equipo científico anunció que por primera vez, un paciente amputado había sido capaz de experimentar el sentido del tracto a través de un brazo robótico que controla con su cerebro. Los investigadores se conectaron directamente con el cerebro del paciente, a través de una serie de electrodos implantados en las áreas del cerebro responsables de los movimientos de las manos y del tacto, lo que permitió al hombre mover su brazo robótico y sentir los objetos a través de él.

Abrazar y estrechar la mano sin miedo

La estimulación eléctrica da a las personas que experimentaron con esta tecnología la sensibilidad necesaria para saber cuánta presión aplicar a su prótesis, algo que les permitió coger utensilios e interrelacionarse con su familia de forma más fluida. El experimento se llevó a cabo con dos personas que sufrían amputación de la mano y se determinó que ambos pueden ahora discernir hasta 20 niveles diferentes de presión.

“Para crear una mano es necesario que el paciente pueda moverla, pero también que tenga retroalimentación sensorial de la misma”, explica Bensmaia. “Para ello, primero tenemos que estudiar como la mano intacta se relaciona con el sistema nervioso, como codifica esa información, para luego, en la medida de lo posible, intentar imitar esa relación en la neuroprótesis”, añade.

Las personas amputadas que realizaron este experimento destacaron que el mayor avance que sintieron fue la posibilidad de realizar apretones de manos, caricias o manejar objetos con la confianza de que no aplicar más presión de la cuenta.

Aun así, y aunque todavía queda mucho camino por recorrer, parece ser que las neuroprótesis difícilmente llegará a lograr la destreza de nuestras manos nativas. Pero Bensmaia no pierde la esperanza, y para ilustrar la importancia del tacto, se refiere al piano. “Tocar el piano requiere un toque delicado. Un pianista consumado sabe cómo golpear las teclas, con suavidad o con fuerza. Y esto lo consigue gracias a señales sensoriales que manda a las yemas de sus dedos. Sin estas señales, los sonidos que haría el piano no serían muy musicales”. Por eso, añade, “el objetivo a largo plazo es alcanzar alguna vez la reproducción exacta de estas señales, para que el amputado no tenga que pensar en ellas, sino que las realice de forma natural y automática”.

Amputados sentido del tacto - Credit: Graczyk et al, Sci. Transl. Med.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *