¿En qué país viven las personas más altas del mundo?

635514720003173869w

Si alguna vez te has hecho esta pregunta, por fin tienes una respuesta: los hombres más altos en el mundo viven en los Países Bajos y las mujeres más altas son de Letonia, según el mayor estudio jamás realizado sobre altura de las personas.

Este gigantesco trabajo incluyó datos de más de 1.400 estudios previos que tenían registradas las alturas de 18,6 millones de personas en 200 países. Dicha información abarca registros entre 1914 y 2014, lo que ha permitido a los investigadores analizar los cambios de alturas medias en el tiempo.

Los investigadores descubrieron, por ejemplo, que las mujeres surcoreanas y los hombres iraníes mostraron los mayores incrementos en la altura promedio de los últimos 100 años, con un crecimiento de 20,2 cm y 16,5 respectivamente.

En segunda posición se encuentran los hombres y las mujeres estadounidenses, quienes también experimentaron un crecimiento acelerado, pero en menor grado. En 1914, los hombres eran los terceros más altos del mundo, y las mujeres ocupaban la cuarta posición. Sin embargo, a pesar de los aumentos en altura de 6 cm y 5 cm respectivamente, los hombres estadounidenses están ahora en el puesto 37, y las mujeres en el 42º, según reveló el estudio.

En el mundo moderno las 10 principales naciones más altas están en Europa:

  1. Países Bajos (12)
  2. Bélgica (33)
  3. Estonia (4)
  4. Letonia (13)
  5. Dinamarca (9)
  6. Bosnia y Herzegovina (19)
  7. Croacia (22)
  8. Serbia (30)
  9. Islandia (6)
  10. República Checa (24)

(Entre paréntesis el ranking de altura que ocupaban en 1914)

¿Por qué importa la altura?

La altura de las personas está determinada en parte por la genética, pero la nutrición y factores ambientales también juegan un papel fundamental, según los investigadores. Asimismo, enfermedades en la infancia y la mala nutrición durante el embarazo y la niñez pueden impedir el crecimiento. Esto significa que la altura media puede servir como un indicador de  el nivel de salud de un país. Además el estudio ha relacionado la altura con la longevidad, educación superior y mejores salarios.

Las personas altas son también menos propensos a sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, y las mujeres más altas y sus hijos tienen menos probabilidades de tener complicaciones antes y después del parto.

Pero no todo es color de rosa para las personas altas. La investigación asegura que las personas altas son más propensos a contraer algunos tipos de cáncer, incluyendo cáncer de colon, de mama, de ovario, de páncreas y de próstata.

Fuente: Live Science

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *