El páncreas artificial para diabéticos será pronto una realidad

páncreas artificial

Los pacientes de diabetes de tipo 1 están de enhorabuena debido a un nuevo invento que puede significar el fin de las inyecciones de insulina. Y este no es otro que un páncreas artificial, un dispositivo capaz de monitorizar los niveles de clucosa en sangre y liberar insulina en el cuerpo cuando sea necesario.

Según aseguraron los autores del estudio a Diabetología, el páncreas artificial estará disponible en 2018. Sin embargo, algunos temas como la rapidez de actuación de las distintas formas de insulina utilizadas, la fiabilidad, la conveniencia y la precisión en el control de los niveles de glucosa, además de la ciberseguridad para proteger estos aparatos del hackeo, tienen que ser todavía testeados.

“En los ensayos realizados hasta la fecha, los usuarios son receptivos a la utilización del páncreas artificial que además les da un respiro con la diabetes, ya que el sistema controla los niveles de azúcar en sangre sin necesidad de que intervenga el usuario”, afirmaron.

Actualmente los diabéticos pueden utilizar la bombas de insulina para suministrar esta sustancia al cuerpo; no obstante, antes han tenido que medirse los niveles de insulina. En cambio, el páncreas artificial puede unir ambos procesos en lo que denominan un “círculo cerrado”, en palabras del Dr. Roman Hovorka y el Dr. Hood Thabit, de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, autores del trabajo.

“Se están llevando a cabo pruebas clínicas de 6 hasta 24 meses con adultos y niños. Dado que un círculo cerrado puede ser vulnerable a las amenazas de ciberseguridad, como  interferencias con los protocolos wifi o la recuperación de datos no autorizada, se deben implementar protocolos de seguridad”, dijeron los autores.

Uno de los puntos clave del invento es la variabilidad de insulina precisa un diabético dependiendo del día: una persona puede necesitar una tercera parte de lo habitual, y 24 horas después, su cuerpo puede necesitar el triple de su dosis normal. Esto depende de la persona, su dieta y su actividad física, entre otros factores.

Por esta razón, los pacientes deben controlar constantemente los niveles de glucosa, ya que pueden tener un nivel alto de azúcar en sangre (hiperglucemia) o, lo que es más habitual, un nivel inferior del necesario (hipoglucemia). En ambos casos el diabético puede sufrir daños significativos en los vasos sanguíneos y en el sistema nervioso, e incluso puede ocasionar problemas cardiovasculares.

Para concluir, los creadores están convencidos de que en los próximos estudios revelarán qué sectores de la población podrán beneficiarse más del páncreas artificial.

Síntomas de la diabetes

Según el pediatra Santiago Conde Barreiro, los síntomas típicos de diabetes son:

– Orinar con frecuencia y mucha cantidad (poliuria).
– Mucha sed (polidipsia).
– Apetito aumentado (polifagia), aunque en ocasiones este síntoma no aparece, especialmente en niños pequeños.
– Adelgazamiento (incluso a pesar de comer más de lo habitual)
– Cansancio, debilidad física (astenia), y/o psíquica (dificultad de concentración, apatía, etc.). Irritabilidad o cambios de carácter en niños pequeños.

Si presentas algunos de estos síntomas, deberías acudir con urgencia a tu médico de cabecera.

 

Fuentes: Eurekalert y PediaSkin.

 

Guardar

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *