El exotraje que aumenta la resistencia al caminar

 

Captura de pantalla 2016-05-15 a las 10.29.45

Soldados, excursionistas, integrantes de equipos de rescate e incluso personas con discapacidad o lesiones musculares podrán en el futuro hacer uso del exoesqueleto o exotraje, una asombrosa tecnología que llevará a la humanidad a un paso más en la evolución.

Según sus creadores, el exotraje disminuye el esfuerzo que realizan las articulaciones de la cadera, las rodillas y los tobillos, y, todo ello, sin afectar a la forma de caminar. Por si fuera poco, también reduce la cantidad de energía utilizada a la hora de cargar un peso en un 7%.

“El objetivo no era crear un sistema para dar a alguien súper fuerza, sino más bien proporcionar pequeños niveles de asistencia durante la marcha por un largo período de tiempo, con el objetivo de reducir la fatiga y el riesgo de lesión“, aseguró el investigador principal del estudio, Conor Walsh, profesor de la Escuela John A. Paulson de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Harvard.

A diferencia de otros exoesqueletos rígidos, el exotraje creado por Walsh y su equipo está compuesto por textiles y otros materiales blandos que se adhieren a las piernas, la cintura y la espalda. El traje no dificulta el movimiento, ya que permite caminar al usuario como si no llevara ninguna carga en su cuerpo: “Se puede imaginar algo así como una tela de araña que se integra en unos pantalones bien ajustados”, dijo Walsh.

El equipo consta de una serie de cintas situadas en la parte inferior del cuerpo que contienen un microprocesador de baja potencia y una red de sensores flexibles, lo cuales actúan a modo de “cerebro” y “sistema nervioso” respectivamente. Los sensores monitorizan la marcha del usuario y envían señales al sistema, que a su vez tira de los cables situados en las caderas y tobillos para proporcionar los niveles de energía necesarios para realizar tareas como caminar, correr o esprintar. 

Esta energía que proporciona el traje ayuda a las articulaciones de la cadera y tobillo, los cuales proporcionan alrededor de un 80% de la energía producida por las articulaciones de las piernas mientras una persona camina, según explicaron los investigadores.

Investigaciones anteriores revelaron que los músculos de las pantorrillas trabajan más cuando las personas llevan cargas pesadas, en gran parte para sostener la carga y mantener el equilibrio. Este aumento de la actividad muscular se asocia con un coste metabólico más elevado, que puede producir fatiga y la reducción del rendimiento general.

Con el fin de probar el traje, los investigadores utilizaron tecnología de captura de movimiento y mediciones fisiológicas para estudiar cómo respondían las personas al caminar cargando una mochila con peso utilizando el exoesqueleto en modo on y off. “Es como si los músculos de la pierna estuviesen haciendo menos trabajo, y se hace nota muy rápidamente si el sistema se apaga”, aseguró Walsh a Live Science en un correo electrónico.

La ciencia en materia de exoesqueletos avanza imparable hacia la creación de un superhumano. Sin embargo, el exotraje no estará a la venta a corto plazo, ya que de momento es un prototipo y los ingenieros aún están retocando el diseño.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=20NzFqpMDc0]

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *