El ginseng 'mágico' norcoreano

Kim Jong UnDespués de un buen día de trabajos forzados en el Paraíso de los Trabajadores, qué puede ser mejor que agarrarse una buena borrachera a la salud de nuestro amado Líder Supremo antes de dormir. Sin embargo, el precio que tenemos que pagar es una horrorosa resaca al día siguiente mientras seguimos partiéndonos el espinazo en una granja estatal, en la mina, en una fábrica o en un bonito campamento maderero.

Pero no todo está perdido para los trabajadores. Según informó el diario gubernamental Pyongyang Times, un grupo de científicos de la empresa de comestibles Taedonggang aseguran haber creado, "tras varios años de investigación", una bebida alcohólica que no da resaca. Un hito comprable a la bomba de hidrógeno que fue probada satisfactoriamente a principios de año por el régimen de Pyongyang.

La nueva bebida espirituosa, y casi milagrosa, se llama Licor Koryo, cuyo secreto reside en la mezcla de ginseng de seis años y en la sustitución del azúcar por arroz glutinoso tostado.

"El licor Koryo, hecho con insam (ginseng) Kaesong Koryo de seis años -conocido por tener un alto efecto medicinal- y arroz quemado, es muy apreciado por expertos pues es suave y no causa resaca", recogía el artículo.

En Corea del Norte están encantados con la bebida Koryo, la cual "rezuma sabor nacional", y "ya ha sido registrado como un éxito científico y tecnológico nacional". ¿Será el Koryo la nueva bebida alcohólica que dominará el mundo?

Como todo lo que rodea el régimen de Pyongyang, siempre hay un alto grado de escepticismo a la hora de valorar las informaciones estatales. Andray Abrahamian, un empleado de Chosong Exchange que viaja por negocios a Corea del Norte, dijo a la BBC que el licor está "ok", no sabe especialmente bien y que, al igual que otros licores de alta calidad del país, da resaca.

Otro asombroso invento con ginseng  "made in" Corea

En junio de 2015, las autoridades norcoreanas se jactaban de haber inventado una vacuna capaz de curar el sida, el ébola, el SARS (el síndrome respiratorio agudo y grave) y el MERS (el síndrome respiratorio de Oriente Medio).

Bautizada como Kumdang-2, este increible medicamento está compuesto por ginseng cultivado con fertilizante mezclado con elementos geológicos "raros" y "micro-cantidades de oro y platino", según la Agencia Central Coreana de Noticias (KCNA).

La vacuna se vende a los súbditos norcoreanos por 24 euros, una cantidad elevada para la economía del país, los cuales van a parar directamente a los bolsillos de Kim Jong Un. Y es que, como recoge la propia página web de la vacuna, "todo el mundo tiene derecho a estar sano". Sobre todo en un país donde la maltrutrición, la tuberculosis, la malaria y la hepatitis B presentan una incidencia elevada entre la población.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *