Los vehículos sin conductor de Google siguen quemando etapas

google car640
A pesar de los numerosos problemas tecnológicos y a las trabas legales, los nuevos modelos de coches sin conductor creados por Google ya están circulando por las calles de Silicon Valley. Un pasito más en la gran revolución que tiene preparada la compañía para la industria del motor.

Chris Urmson, director del programa de movilidad autónoma de Google, cree que la consumación del proyecto está muy cerca: “Han sido años de trabajo, de ajustar la tecnología. El siguiente gran paso será llevarlo a la gente, ver cómo se mezcla con ella”.

Google anunció hace meses que fabricaría sus propios coches sin conductor, los cuales reemplazarán a los Lexus que venían haciendo las pruebas en los primeros años del proyecto. El nuevo prototipo, conocido popularmente como "el coche koala", alcanza como máximo los 40 kilómetros por hora y tiene la capacidad de transportar a dos pasajeros.

Los coches de Google circulan gracias a un equipo de sensores compuesto por tecnología láser, radares y cámaras que detectan objetos en todas las direcciones, y, sobre todo, a un sofisticado software de conducción. Además, es respetuoso con el medio ambiente al utilizar una batería eléctrica.

Asimismo, puede funcionar sin volante ni pedal de freno, aunque los lleva incluidos para que un humano pueda tomar el control en casa de emergencia. Esta modificación fue impuesta por el Departamento de Vehículos Motorizados de California como requisito indispensable para permitir que los 25 prototipos pisaran las calles.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=CqSDWoAhvLU?rel=0&controls=0&showinfo=0]

En lo que respecta a la seguridad, durante estos años los coches sin conductor  han sufrido 13 pequeños accidentes sin víctimas en los más de 2,9 millones de kilómetros recorridos. El último altercado ocurrió hace unas semanas cuando un modelo Lexus 400 que lleva más de dos años realizando pruebas casi colisiona con otro coche robotizado, el Audi Q5 de Delphi Automotive Plc. Fue la primera vez que dos coches sin conductor a los mandos tienen un problema, ya que en los anteriores casos siempre ha habido por medio un vehículo conducido por un humano.

Desde Google, no obstante, mantienen con firmeza que un humano toma peores decisiones que la inteligencia artificial. “A los que se niegan a ceder el control del coche les diría que cuando tengan un accidente cambiarán de idea, cuando les quiten la licencia y no puedan ir a trabajar. Entiendo el placer de conducir, y se podrá en ciertas condiciones, pero los humanos conducimos peor que las máquinas”, aseguró Brad Templeton, el que es considerado el padre del proyecto.

Todo parece indicar que para el año 2020 podremos ver circulando a los vehículos sin conductor como un elemento más de las carreteras, y quién sabe si será el inicio de una nueva era en la forma de viajar.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *