Cinco famosos inventos españoles

España y sus inventores son mundialmente conocidos por, entre otros inventos, haber creado la fregona. Gracias al artilugio diseñado por Manuel Corominas, ingeniero de la fuerza aérea, millones de personas de todo el mundo –especialmente mujeres- dejaron de tirarse al suelo para realizar esta cotidiana tarea doméstica. Corominas comprometió en su ayuda a Emilio Bellvis, un mecánico militar, y juntos pusieron en marcha la empresa Rodex que comenzó a producir fregonas. Pero han sido muchos más los inventos cotidianos ideados por españoles que han facilitado nuestra vida cotidiana. De hecho, el propio Corominas inventó otro útil artilugio. ¿Quieres saber cuál? Pues sigue leyendo…

fregona-foto

El futbolín: ¿Cuántas horas han pasado jugando a este divertido juego? Pues no podríais haberlo hecho si el poeta, editor e inventor gallego, Alejandro Campos, no lo hubiera creado en 1937. Herido en los bombardeos de Madrid de la Guerra Civil en 1936, Campos fue trasladado al hospital donde conoció a muchos niños heridos, algunos de ellos mutilados, que se quejaban de que no podrían volver a jugar al fútbol. Para intentar mejorar la vida de estos pequeños, Alejandro ideó y patentó el futbolín que tantos buenos ratos nos ha dado.

El cigarrillo: Quizá no es uno de los inventos más sanos que podríamos haber ideado, pero es cierto que los cigarrillos fueron comercializados y empaquetados por primera vez por una empresa española. Dicen que el origen de los cigarrillos tuvo lugar en el siglo XVI, cuando los mendigos de Sevilla empezaron a aprovechar los desperdicios del tabaco y a liarlos en hojas de papel de arroz para poder fumarlo. Sin embargo, no sería hasta 1825 cuando se empezaran a manufacturar y empaquetar. Unos años más tarde, en 1833, aparecieron las primeras cajetillas y empezó a denominarse a los cigarrillos como tal, por su similitud con las cigarras.

Jeringuillas desechables: A mitad de los 70’ del siglo pasado, Manuel Corominas, inventor de la fregona, vendió su patente a la multinacional holandesa Curver BV. Con esta financiación pudo empezar a trabajar en otros proyectos, de forma que se fijó en el ámbito sanitario y se dio cuenta de que se podían crear jeringuillas desechables hechas con plástico. Así, su prototipo mejoró a las de vidrio en cuanto a resistencia, menor peso, uso, calidad y facilidad de destrucción. Unas ventajas que facilitaron que su invento triunfara a lo largo y ancho de todo el mundo desde que, en 1975, la empresa española 'Fabersanitas' empezó a producir en masa estas jeringuillas y agujas desechables.

jeringas-desechables-1

La navaja: La navaja surge a finales del siglo XVI en España tras la prohibición promulgada por Carlos V de llevar armas de hoja larga (sobre todo espadas) a gente ajena a la nobleza. La navaja permitía ocultar la hoja, además de ser pequeña, manejable y mucho más barata que una espada. Desde España se exportó hasta el resto de Europa con mucha rapidez, ya que fue un arma muy popular.

Y todavía hay muchos más ejemplos: el porrón, el arcabuz, la guitarra clásica, el talgo, el chupa-chups y hasta el laringoscopio. Muchos son los inventos españoles que han facilitado la vida a millones de personas de todo el mundo a lo largo de la historia, por esto, es bueno que no caigan en el olvido y recordar de vez en cuando sus importantes avances.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *