Los asteroides del juicio final

Hace unos días, varios medios anunciaron que un asteroide del tamaño de una casa se acercaba a la Tierra. Los científicos que lo estudian descartan que pudiera golpear nuestro planeta, pues el punto máximo de aproximación será de 160.000 kilómetrosSA2008 anunció que el 90% de todas estas enormes rocas –que miden siempre más de un kilómetro- están catalogadas y localizadas. Aun así, la afirmación resultó un poco aventurada, pues menos de un año después, los astrónomos descubrieron otra roca gigante pululando por nuestros confines y con más de dos kilómetros de diámetro.

¿Estamos a salvo?

Parece que por el momento sí. Desde hace unos años, se han creado varios programas de alerta para controlar este tipo de meteoritos gigantes. El Asteroid Terrestrial-Impact Last Alert System (ATLAS) de la Univerisdad de Hawai y financiado por la NASA es uno de los últimos sistemas para controlar un posible impacto, aunque no estará operativo hasta 2015. Su objetivo será prevenir con al menos una semana de antelación el impacto de cualquier objeto mayor de 45 metros y con más tiempo si el meteorito tuviera un diámetro mayor.

Pero, en caso de que un asteroide del juicio final se dirija a la Tierra, ¿cómo podríamos acabar con él? Pues aunque parezca sorprendente, “Armageddon” con Bruce Willis y “Deep Impact” con Elijah Wood y Morgan Freeman tomaban decisiones muy acertadas: acabar con el meteorito con una explosión nuclear. Aun así, no todos los expertos lo tienen claro, por ello la Unión Europea estableció en 2011 el programa NeoShield, que trabaja constantemente en encontrar la mejor solución en caso de amenaza cósmica.

Aun así, parece que podemos estar tranquilos. La NASA ha fechado en el 16 de marzo de 2880 el día exacto en que el asteroide 1950 DA, descubierto el 23 de febrero de 1950, podría colisionar con la Tierra. Mientras tanto, no hay de qué preocuparse, aunque sí es cierto que ha habido impactos más pequeños y que también han dado algún que otro susto, puesto que es casi imposible localizarlos. El más grande de los últimos cien años cayó en febrero de 2013 en Rusia. Tenía 15 metros de diámetro y unas 7.000 toneladas y golpeó en Chelyabinsk, en la zona de los Urales. Causó más de 400 heridos…

En 1908, un meteorito fue el responsable de una gigantesca explosión que devastó una superficie de 2.200 kilómetros y arrasó más de 80.000 árboles cerca del río Tunguska, en la taiga siberiana (Rusia). El llamado”evento de Tunguska” liberó una energía 300 veces superior a la bomba nuclear de Hiroshima, no dejó ningún cráter en tierra y suscitó todo tipo de teorías exóticas, incluida la de que la explosión fuera causada por una nave extraterrestre.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *