¡Deja de comer carne y lucharás contra el cambio climático!


¿Has pensado alguna vez en que tus decisiones a la hora de elegir lo que comes pueden afectar al medio ambiente? Pues deberías. Un estudio de la Universidad de Cambridge ha puesto en relieve la importancia de reducir el consumo de carne con el fin de mejorar la salud de la Tierra.

Según el nuevo trabajo, publicado en la revista Nature Climate Change, una dieta más saludable  a nivel mundial tendría un doble efecto positivo: por una lado, ayudaríamos a reducir el cambio climático, y, por el otro, se garantizaría alimentos a toda la población mundial.

Actualmente la demanda de carne no para de subir a nivel global, donde unos 9.600 millones potenciales consumidores están deseando hincar el diente a tan suculento manjar, lo que supone aumentar de manera considerable la tierra cultivable con el fin de alimentar a los adorables animales que vamos a sacrificar.

Sin embargo, esto tiene sus consecuencias. La deforestación aumenta la emisiones de carbono y nos cargamos de un plumazo la biodiversidad. Asimismo, los cebados e incautos animales provocarán un aumento del gas metano con sus flatulencias, que sumado al uso de fertilizantes, pueden provocar que los gases de efecto invernadero procedentes de la producción de alimentos aumenten en casi un 80%.

En definitiva, la industria alimentaria parece dispuesta a destruir el planeta y, sobre todo, ganar un buen dinero a costa de nuestros gusto por la carne, ya que es la principal responsable de la pérdida de biodiversidad y uno de los ‘top’ en lo se refiere a contribuir al cambio climático y a la contaminación.

Según Bojana Bajzelj, autora del estudio, “hay leyes básicas de la biofísica que no podemos eludir. Como los seres humanos en todo el mundo comen más y más carne, la conversión de las plantas a la alimentación es cada vez menos eficiente. Es imperativo encontrar maneras de lograr la seguridad alimentaria mundial sin necesidad de expandir los cultivos o pastos”.

Como solución, el estudio nos propone una dieta “equilibrada” y sostenible para que empieces a ponerla en práctica desde hoy mismo: dos porciones 85g de carne roja y cinco huevos por semana, así como aves de corral.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *