La NASA: destino Marte…¿en platillo volante?

Parece que el clásico cohete espacial va a pasar a mejor vida. Tras miles de años siendo visitados por marcianos verdes a bordo de sus naves con forma de platillo volante, ya iba siendo hora de hacer un “copypaste” de la tecnología extraterrestre. La ecuación es sencilla: si los marcianos han llegado a la Tierra en un platillo, ¿por qué no fabricamos los terrícolas uno y les devolvemos cortésmente la visita? Eso mismo han debido pensar las mentes inquietas de la NASA al crear el desacelerador supersónico de baja densidad (LDSD), un artefacto en forma de platillo volante capaz de alcanzar 55km de altura y desarrollar velocidades 3,75 veces superiores al sonido.

El objetivo de la agencia americana es desarrollar una tecnología que permita llegar a los humanos de una pieza y con sus cachivaches en perfecto estado al planeta rojo, para que en un futuro no muy lejano establecer una base permanente.

Por ello, durante el mes de junio la agencia americana hará pruebas en el Pacífico simulando la entrada al planeta rojo, ya que “la estratosfera tiene un ambiente similar a la delgada atmósfera de Marte”, según el comunicado de la NASA.

En primer lugar el simpático platillo será elevado por un globo de helio hasta alcanzar al altura de 120.000 pies, unos 37 km, más o menos de donde se lanzó en caída libre el insensato de Felix Baumgartner. Tras ser liberado el globo, unos cohetes lanzan el platillo hasta la estratosfera alcanzando velocidades de 3,5 veces la del sonido. Ahora es cuando toca bajar. A continuación se activarán  los sistemas de frenado: el desacelerador, que se hinchará, y los paracaídas, cuyo objetivo será depositar el artefacto con mimo en el mar cerca de Hawai 45 minutos más tarde.

Gracias a las cámaras instaladas a bordo del desacelerador supersónico de baja densidad (LDSD), toda la operación se podrá ver en NASA TV. No intentéis sintonizar este canal en la TDT porque solo se ve a través de la web de la propia agencia.

La NASA tiene a Marte entre ceja y ceja, y prevé enviar humanos antes del 2035. Una hazaña impresionante para la humanidad, pero no para los marcianos, que verán con horror la llegada de tan molestos invitados a bordo de un platillo volante.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *