Champú en seco: los beneficios que debes conocer

Champú en seco

Champú en seco

¿Conoces los increíbles beneficios del champú en seco tanto para el cabello como en medio ambiente? Es uno de los productos de cosmética más demandados en la actualidad, y todas las mujeres que lo prueban están encantadas con él. Tal y como su propio nombre indica, es un champú que se utiliza con el cabello seco, sin necesidad de lavarlo. No sustituye al champú tradicional, sino que alarga el tiempo entre lavados, manteniendo el pelo con un aspecto radiante ya que elimina el exceso de grasa.

Champú en seco

El champú en seco es el producto del que más se habla ahora mismo. No es una simple moda pasajera, sino que ha llegado para quedarse. La razón por la que tiene tanto éxito es muy fácil de entender: cuando tienes el pelo un poco sucio pero no quieres o no tienes tiempo de lavártelo, simplemente tienes que aplicarte el champú en seco para que te aguante limpio uno o dos días más.

El uso de este producto es muy sencillo. Simplemente tienes que agitar, pulverizar a 30 centímetros sobre la raíz del cabello, masajear el cuero cabelludo y cepillar de raíces a puntas. El champú en seco tiene un alto contenido en almidón, un ingrediente que elimina el exceso de grasa, y le da a la melena un aspecto fresco y radiante.

Seguro que en más de una ocasión te has levantado con el tiempo justo, y no te has podido duchar como querías. Pues bien, ya no tendrás que llevar un recogido para disimular el cabello graso o sucio. Con el champú en seco, en menos de medio minuto, tendrás el pelo como si te lo acabaras de lavar de la manera tradicional.

Por supuesto, también lo puedes utilizar para tus peinados, ya que aporta más volumen y más cuerpo. De esta manera, la melena queda con más textura, pero con un efecto 100% natural, sin apelmazamiento. Teniendo esto en cuenta, puedes usar el champú en seco para darle mayor volumen y cuerpo a un alisado, al igual que puedes utilizarlo para darle más textura a una coleta.

Aunque son muchas las mujeres que no conocen este truco, el champú en seco también es muy útil para aumentar el alisado del cabello, de forma que dure más días sin necesidad de estar aplicando a diario secadores y planchas que debilitan el pelo. Lo único que tienes que hacer es usarlo cuando veas que el cabello se empieza a ver más apelmazado, para devolverle su frescor sin que se ondule o rice.

Aplicación

Si utilizas el champú en seco en forma polvo o aerosol, tienes que aplicarlo únicamente en el cuero cabelludo, así como en las zonas en las que haya mucha grasa o suciedad. Si utilizas un producto en formato crema, aplícala en el cuero cabelludo y extiéndela por toda la melena con un peine.

El aerosol siempre hay que aplicarlo a 30 centímetros de distancia para que no se acumulen residuos en el cabello. Para conseguir un poco más de volumen, es tan sencillo como poner más producto en la raíz. A medida que aplicas, mueve el cabello con los dedos.

Deja al producto actuar durante 15 minutos y, una vez transcurrido el tiempo, masajea el cuero cabelludo con suavidad. Por último, cepíllate el pelo para eliminar los residuos. También puedes utilizar el secador, pero siempre en frío.

Ventajas

El primer beneficio que ofrece el champú en seco es realizar una limpieza rápida del cabello cuando sea necesario. De esta manera, puedes evitar tener que lavarte el pelo con demasiada frecuencia, ya que esto puede resecarlo en exceso. En cuanto a la melena en sí, le aporta mayor volumen y elimina la grasa y la suciedad. Además, hace que el pelo sea más manejable, facilitando en gran medida el peinado.

Cabe señalar que el champú en seco no sustituye al lavado del cabello ya que no aporta una higiene tan profunda. Es una solución temporal, pero no limpia el pelo como tal. En cambio, el lavado tradicional es el que permite equilibrar el pH de la piel y retirar las bacterias. Por lo tanto, debes utilizarlo como una opción siempre que tengas prisa o no te dé tiempo a arreglarte.