Beneficios cosméticos de la caléndula para tu piel

Caléndula

Caléndula

En el mundo de la cosmética natural, la caléndula es uno de los ingredientes más utilizados. Tiene un gran poder cicatrizante y antiséptico, además de regenerar la piel y producir colágeno, por lo que es muy recomendable para curar heridas, tratar cicatrices, pies y manos agrietadas. Además, posee una importante capacidad antiinflamatoria.

La caléndula es una planta que pertenece a la familia de las Compuestas y que tuvo su origen en diferentes regiones del mar Mediterráneo, Europa meridional y Egipto. También llamada maravilla silvestre o flor de muerto, es una hierba con flores de color amarillo o naranja que se caracteriza por florecer durante todo el año, incluso en inviernos no demasiado fríos.

Los beneficios que tiene la caléndula para el cuidado de la piel

Uno de los beneficios más conocidos de la caléndula para la piel es su potente efecto regenerador y cicatrizante. La maravilla silvestre cuenta con una riqueza en principios activos como los calendulósidos y los flavonoides que le otorgan excelentes propiedades reparadoras y analgésicas que lo convierten en uno de los mejores remedios vulnerarios para tratar afecciones en la piel como cicatrices, contusiones, picaduras y golpes.

Gracias a estos principios activos, la caléndula consigue acelerar el proceso de curación y cicatrización de este tipo de heridas. También puede aliviar otro tipo de problemas cutáneos como el enrojecimiento o la irritación que se produce después de un proceso agresivo como la exfoliación o la depilación.

Esta planta cuenta con una riqueza en diferentes ácidos grasos, lo cual le brinda excelentes propiedades humectantes que nutren profundamente todas las capas de nuestra piel. Como consecuencia de esta hidratación, conseguiremos tener una piel más suave, elástica y reafirmada. Además, si tienes la piel seca, la caléndula será el mejor remedio para ti, ya que esta humectación natural conseguirá solucionar este problema de resequedad.

La caléndula también puede ser un gran remedio natural para tratar diferentes síntomas de pieles sensibles como irritaciones, rojeces y descamaciones. Esta planta medicinal cuenta con gran riqueza en ácido sacílico, fitoesteroles y betacarotenos, lo cual le otorga excelentes propiedades suavizantes, calmantes y emolientes que permiten aliviar y reducir estos molestos síntomas que padecen con frecuencia este tipo de dermis.

Esta flor cuenta con una riqueza en principios amargos como los calendulósidos y la calendulina y los mucílagos. Además, también cuenta con otros nutrientes como el ácido salicílico, terpenoides, ácido málico y quercetina. Todo ello, le brinda a esta planta medicinal un gran efecto antiflogístico, antiinflamatorio y antiséptico, es decir, que tiene la capacidad de aliviar y reducir la inflamación provocada en algún área del cuerpo.

Recomendaciones de uso

Para preparar aceite de caléndula en casa, se recolectan las cabezas de las flores y se llena con ellas un frasco de cristal de boca ancha, sin aplastarlas y dejando libre unos dos centímetros antes de la embocadura. Se rellena el frasco con aceite de oliva virgen prensado en frío o con aceite de almendras dulces.

Se tapa el frasco y se coloca en el exterior (“a sol y sereno”) durante 3 o 4 semanas. Es conveniente remover cada día el contenido del frasco e irlo girando de posición para que la intensidad lumínica alcance por igual todas las zonas. Transcurrido el tiempo, se cuela, se envasa en frascos de color topacio y se guarda al abrigo de la luz y del calor.

También se puede tomar té de caléndula. Para ello, simplemente hay que colocar 2 cucharadas de flores de caléndula en una taza de agua hirviendo y dejar reposar durante 5 minutos. Luego, colar y beber media taza en la mañana y media taza en la noche.

Plantas naturales para cuidar la piel

Además de la caléndula, hay otras plantas con propiedades y beneficios para el cuidado de la piel.

  • Aloe vera: se puede aplicar a la piel para hidratar y nutrir la piel, además puede contribuir a la regeneración de nuevos tejidos de la piel.
  • Manzanilla: contiene un compuesto llamado alfa-bisabolol que reduce las líneas finas y las arrugas al fomentar el rejuvenecimiento de la piel.
  • Rosa: es muy buena para rehidratar y suavizar la piel madura y envejecida.
  • Lavanda: la lavanda puede limpiar las bacterias que causan el acné de la piel y es una excelente manera de lograr una piel libre de manchas.