Zona catastrófica

Ibex

Arden los montes, arrasando con todo y muchos ganaderos y agricultores achacan la voracidad de las llamas, aparte de a la ola de calor, a la falta total de limpieza y protección de los bosques. con unos efectivos forestales cada vez más reducidos y con menos recursos en la mayoría de las comunidades autónomas, para que al final haya que acabar declarando zona catastrófica muchas de las sierras y áreas afectadas, gastando cantidades ingentes de recursos públicos en ayudas y lamentos en lugar de en prevención como parece más lógico.

Noche de hogueras, inicio del verano, cambio de ciclo, arrojando al fuego purificador, los anhelos y deseos, quemando de paso los malos rollos con la esperanza de que las llamas los destruyan, sin que vuelvan a repetirse. Mañana la situación seguirá igual de complicada, pero al menos nadie nos quitará la ilusión de vivir ese momento.

El panorama sigue siendo desolador, una inflación "transitoria", con unos precios disparados que no paran de subir, y que pese a los discursos oficiales, tiene toda la pinta de haber llegado para quedarse, está destrozando la mayoría de las economías domésticas a velocidades supersónicas. Llegar a fin de mes empieza a convertirse en una dura tarea en un país donde sube todo menos los sueldos.

Las bolsas, que pese a parecerse cada vez más un casino abierto 24 horas, no deja de ser también una especie de termómetro anticipado de lo que se avecina, no ha permanecido ajena a ese sentimiento. La recesión está llamando a la puerta y cada sector empieza a tener sus propios problemas. La posible subida de la presión fiscal sobre los beneficios de las empresas eléctricas, ha pasado factura está última semana a casi todas ellas.

El consumo se resiente, en un círculo vicioso, que acaba influyendo en las expectativas de beneficios y por tanto en el precio de las acciones cotizadas. Lo único positivo dentro del sombrío panorama, es que a veces los mercados reaccionan de la manera más inesperada, al tener su propia lógica y hay abundancia de liquidez, aunque siga estando mal repartida.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo de los 8.172 y el mínimo de 8.034, para acabar cerrando en 8.106,40. Buen cierre, por hacerlo en la media de la sesión, aunque negativo por estar alejados de las referencias de control.

El aspecto técnico continúa deteriorado y el único clavo ardiendo al que agarrarse es el triple suelo formado en torno a los 8.030 puntos, que ha funcionado como soporte los días 17 (8.034), 18 (8.025) y 23 (8.034) y que puede ser una zona desde la que rebotar, el problema, aparte de que se pierda. es que para darle validez al rebote, debería llevarnos hasta los 8.200, confirmando el impulso inicial recuperando los 8.420 puntos.

Los rangos ajustados de cara a las próximas jornadas, quedarían casi igual: el amplio entre los 8.030 y 8.430 y el estrecho entre 8.030 y los 8.200 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 8.030, sin perderlos, o recuperación de los 8.200, confirmados en los 8.420 puntos.

Resumen semanal y repaso de los valores más significativos...

La semana (del 16 al 23 de junio), finaliza con un avance de 28,30 puntos, equivalentes a una subida del 0,35 %, dejando al IBEX 35 con unas minusvalías del 6,97 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: la recuperación de los 4,50 le ha dado un interesante impulso alcista que veremos hasta donde le lleva. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,50 para los medioplacistas o no pierda los 4,60 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: superar los 2,70 bajando a buscar apoyo, puede ser una interesante señal de referencia. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 2,70 euros.

BBVA: parecía que iba a ser capaza de superar la cota de los 4,30, pero al final se ha dado la vuelta, al igual que todo el sector. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 4,10 o recuperación de los 4,30 euros.

Iberdrola: el castigo excesivo le ha llevado hasta el soporte de los los 9,30, desde donde ha rebotado hasta los 9,80 mencionados en el último comentario Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,80 euros.

Repsol: los soportes, una vez perdidos suelen funciona como resistencias. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 13,10 o recuperación de los 14,10 euros.

Inditex: Vamos a dar por bueno el cierre en 21,47, como "apoyo en la zona de los 21,50".  Mantener mientras siga cerrando por encima de los 21,40 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compraventa de acciones. Son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación