La Señorita Pepis

Complejo Repsol en Cartagena

RepsolRepsol

Los gestores recuperan el famoso juego de maquillaje, con algunas pinturas caducadas por el paso del tiempo, esforzándose, como suele ser habitual, en finalizar el trimestre lo más arriba posible, entre otras cosas porque sus bonus están en juego. Parece que para la que está cayendo: pandemia, Ucrania, inflación desbordada y para nada transitoria, el resultado final, pese al signo negativo, no ha estado nada mal.

La inflación en el 9,8 %, llegando a niveles no vistos desde mayo de 1985, no anuncia nada bueno, entre otras cosas porque nos hace a todos menos ricos o en el peor de los casos más pobres, por lo que gastarse los ahorros como si no hubiera un mañana o invertirlo en renta variable, no parecen malas opciones, ya que tenerlos en el banco, como anotación en la cuenta corriente, supone asistir pasivamente al espectáculo de ver como a medida que pasa el tiempo, van evaporándose lentamente.

La bolsa podría beneficiarse por tanto de importantes entradas de dinero, que deberían influir en el aumento de la demanda de acciones y en la subida de las cotizaciones. El gran peligro sigue siendo el cruce de la curva de los tipos de la rentabilidad de los bonos americanos a dos y diez años, que está a punto de producirse, al estrecharse cada vez más el margen, ya que suele ser considerado por los mercados como señal anticipada de recesión, con todo lo que ello implica.

La apertura con un pequeño hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo de los 8.588 y el mínimo de 8.445. Muy mal cierre por hacerlo marcando mínimos de la sesión, aunque positivo por haber respetado la importante referencia de control situada en torno a los 8.430 puntos.

El aspecto técnico ha mejorado notablemente ya que finalizar el trimestre por encima de la cota de los 8.430 puntos es todo un lujo, al ser la frontera entre los recortes y la continuidad de las subidas, camino de anular las pérdidas anuales.

Los rangos ajustados de cara a las próximas jornadas, quedarían más o menos así: el amplio entre los 8.230 y 8.630 y el estrecho entre 8.430 y los 8.580 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.430, o si no podemos con los 8.630 puntos. Los moderados y los inquietos mientras sigan cerrando por encima de las zonas de los 8.310 y de los 8.230 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los valores más significativos.

La semana (del 24 al 31 de marzo), finaliza con un avance de 140 puntos equivalentes a una subida del 1,69 %, dejando al IBEX 35 con unas minusvalías del 3,08 % en lo que llevamos de ejercicio.

Marzo termina con un retroceso del 0,40 %.

Telefónica: la superación de la barrera de los 4,30 le da alas, pese a que sea todavía muy pronto para darle validez a la última ruptura. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,20 para los medioplacistas o no pierda los 4,30 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: sigue con problemas para escapar por encima de los 3,20 euros, donde se la juega. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los tres euros para los medioplacistas o no pierda los 3,10 para los perfiles más inquietos.

BBVA: intentó derrapar al recuperar los famosos 5,41, resbalando en el intento. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,10 para los medioplacistas o no pierda los 5,20 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: con ganas de recuperar la decena, continuando por la senda alcista, una vez consolidados los 9,60. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,70 para los medioplacistas o no pierda los 9,90 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: excesivamente afectada por los bruscos cambios del precio del petróleo, no termina de encontrar el ritmo en el baile. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,80 para los medioplacistas o no pierda los 11,90 para los perfiles más inquietos.

Inditex: no ha conseguido frenar en el soporte situado en torno a los 20,30 euros, bajando al siguiente peldaño, donde se la juega. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 19,60 o recuperación de los 20,30 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. Son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación